Conéctate con nosotros

Mario, quien da la vuelta al país pedaleando con los brazos

Tampico Tamps.- Esperó cerca de una hora al pie del frontispicio, de la escalinata frontal del palacio municipal, hasta que una regidora, América Sandoval, lo acompañó a entrar por el portón lateral norte, acceso vehicular, tras haber estado él aguardando a que salieran los empleados de confianza del ayuntamiento que, habiéndolo atendido ahí mismo, bajo el sol de mediodía, le prometieron salir otra vez con una respuesta de sus jefes, las autoridades citadinas.

Mario Dávalos, quien desde septiembre pasado recorre la geografía nacional por sus bordes y a bordo de un vehículo especial de tres ruedas, que pedalea con sus brazos, recibió finalmente apoyo del gobierno de la ciudad aquel miércoles para continuar su travesía con destino a Los Cabos, Baja California Sur: la alcaldesa porteña le ayudó ese día con mil pesos, mientras que el director municipal de Atención a la Juventud se hizo cargo de costearle dos noches de hotel, la de esa fecha y el viernes, con el fondo especial que para ello existe en dicha área.

Así lo explica a REPORTE NORESTE la citada munícipe, quien indica que por su parte, ella gestionó que la dirección de Tránsito y Vialidad comisionara a elementos uniformados para escoltar al hombre del desafío (enésimo para él) desde el centro de Tampico hasta la calle limítrofe con Altamira, sobre la prolongación avenida Hidalgo, este sábado a partir de las once horas.

Además, refiere Sandoval, se aseguró de hacer la gestión para las autoridades altamirenses hicieran lo mismo, es decir: auxiliaran al viajero con discapacidad en su paso por Altamira, escoltándole con agentes viales hasta la estación cuarentenaria, desde donde podrá proseguir con el apoyo de la Policía Federal, que lo ha acompañado en toda su ruta.

Finalmente, dijo la edil porteña que representa al PRD y preside la comisión de Vialidad en el cabildo, logró, por medio de un contacto en la Comuna altamirense, que el DIF de la vecina localidad le proporcione alimentos y algunos otros insumos, antes de partir nuevamente hacia el norte desde el edificio sede del poder citadino.

América añade que adicionalmente establecieron ya contacto, Altamira y Tampico, con los ediles del municipio de González, para que oficiales de Tránsito hagan también lo propio allá, incluso el pasar la estafeta al vecino poblado, de modo que Dávalos, el atleta de los pedales en mano, cuente con una auténtica cadena de ayuda hasta que abandone el estado.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas