Conéctate con nosotros

Reino Unido seguirá o no siendo parte de la Unión Europea. A pesar de que nunca antes un país miembro ha abandonado esta unión de 28 países que, desde sus inicios, la salida de Reino Unido constituye un duro golpe para el proyecto europeo, en cuyos orígenes estuvo la idea de evitar otra gran guerra en el continente.

Brexit es una abreviatura de dos palabras en inglés, Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), que significa la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Por años Reino Unido ha tenido una relación estrecha con la UE, con el tema de la independencia versus la centralización en el corazón de las discusiones.

A principios de 2016 el primer ministro Cameron negoció nuevas condiciones «especiales» para el país en caso de que los británicos decidan permanecer en la UE; la seguridad de que Reino Unido no será discriminado por no estar en la Eurozona, la salvaguarda de la City de Londres como centro financiero frente a las regulaciones europeas o límites a las ayudas públicas que pueden pedir los europeos recién llegados al país.

Quienes querían que Reino Unido permaneciera en UE argumentaban que Reino Unido gana mucho siendo miembro de la UE gracias a que puede vender bienes y servicios a otros países de forma más fácil y que la llegada de inmigrantes, la mayoría jóvenes que quieren trabajar, favorece el crecimiento económico y ayuda a financiar los servicios públicos además que el estatus internacional de Reino Unido se vería perjudicado por el abandono de la UE y que Reino Unido estaba más seguro siendo parte del club que por su cuenta.

Pero los defensores de Brexit (partidos conservadores, parlamentos laboristas) sostienen que la pertenencia a la UE es un obstáculo para el desarrollo de Reino Unido, que pone en la caja común más de lo que recibe, y que las regulaciones europeas, que consideran excesivas, perjudican a las empresas británicas además desean que Reino Unido recupere el completo control de sus fronteras y que se reduzca el número de extranjeros que buscan trabajo en el país.

La consecuencia de esta salida es que Reino Unido es gran pilar de la Unión Europea, como zona de libre comercio y movimiento libre de bienes, personas y capitales. Para el país se espera una crisis económica y una disminución de inversión en los servicios públicos y de la inversión extranjera.

Fuente: bbc mundo

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Nal / Int