Connect with us

Faltaban menos de 24 horas para la visita del presidente Enrique Peña al sur de Tamaulipas, concretamente Altamira, cuando, parafraseando al astronauta interpretado por Tom Hanks en la película “Apollo XIII” (Ron Howard, 1995), alguien pudo haber gritado desde la casa de gobierno en la capital política del estado: “Vicky, tenemos un problema”.   Un conflicto de intereses por el reclamo legítimo del pago de viáticos por parte de elementos de la policía estatal “Fuerza Tamaulipas”, acabó convertido en una verdadera situación de crisis para el poder ejecutivo estatal. La entidad se quedó sin vigilancia local durante horas por algo que las autoridades estatales tuvieron diez largos meses para resolver. ¿Porqué es que se hizo tan “cardíaco” el cumplimiento de dicha prestación, de tal derecho legal a los efectivos policiales por parte del aparato gubernamental que encabeza Egidio Torre Cantú. ¿Cómo es que todo terminó degenerando en una noticia nacional, en una gran protesta de inconformidad precisamente enfrente de lo que equivale, en territorio tamaulipeco y guardada toda proporción, a la residencia oficial de Los Pinos? ¡Y justo en la víspera del arribo, en gira, del mandatario nacional, caramba!

Si en los años previos a la transición política, a la era de la alternancia en el poder federal que fue inaugurada en el año 2000, alguien hubiera vaticinado que en Tamaulipas algún día habría desacuerdos grandes, severos, entre un gobernador de este estado y un gobernante nacional emanado del mismo partido, seguramente el tal augurio habría provocado carcajadas tan sonoras y estridentes como las que soltó Roberto Madrazo Pintado cuando, siendo candidato del PRI a la presidencia tras haber dejado el liderazgo general de ese mismo partido, y de gira por Tampico, el compañero Manuel Sevilla, entonces en plenitud de sus facultades físicas, le preguntó, al término de una rueda de prensa, si acaso iría a aceptar “el triunfo de Andrés Manuel López Obrador” por encima de su candidatura, en caso de que se llegara a dar en los comicios de julio de aquel 2006, cosa que al final ocurrió, porque aún y cuando el tabasqueño no obtuvo la mayoría de los votos para ser presidente y perdió por una nariz y lentes calderonianos (en la tan recordada, cerrada y polémica elección que los pejistas llamarán por siempre del “pinche fraude”), sí le pudo ganar al abanderado priísta, haciéndolo caer hasta un inobjetable y lejano tercer lugar en el número de sufragios obtenidos.

En la actualidad, para nadie es un secreto en los círculos políticos, y más contundentemente en la cúpula del poder tamaulipeco, que hay un desentendimiento grave, y desde hace mucho, entre el mandatario nacional y Torre Cantú. Más de una columna política de un periódico estatal “golpeaban” al aparato peñanietista cuando todavía no cumplía ni su primer año en funciones, bajo el argumento de que se quería “imponer desde el centro”, teorizaban los analistas victorenses, una reforma electoral que “facilitaría la imposición de un candidato a gobernador centralista, más afín a los intereses del ejecutivo federal y de “sus negociaciones con la oposición, concretamente con el PAN, para entregar Tamaulipas”, sentenciaban como pronóstico los que así escribían en estas tierras. Tal atrevimiento por parte de la tierra que, igual que otros bastiones priístas, se volvió una suerte de “virreinato” en los doce años del panismo en el poder nacional, le costaría muy caro a un sistema político estatal que no terminó de entender, tras el 2012, que el gobierno federal ya no era contrario a la ideología de la cual ha emanado siempre, desde principios del siglo pasado, cuando la era posrevolucionaria, todo mandatario tamaulipeco. A partir de aquellos ayeres y hasta nuestros días, pasando por la “era del México moderno” y a diferencia de lo ocurrido con la llegada del nuevo milenio a nivel nacional, acá jamás nunca ha perdido el poder la organización política registrada como Partido Revolucionario Institucional.

En la mayoría de las últimas reuniones del Grupo de Coordinación Tamaulipas para la estrategia nacional de Seguridad en las cuales se ha requerido la presencia del presidente Peña o, por lo menos, del secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ninguno de los dos se ha hecho presente, y se ha delegado tal responsabilidad a funcionarios de segundo nivel. La suma de tal “detalle” al hecho ocurrido ayer por la tarde en Ciudad Victoria, sólo se equipara al primero y segundo año del mandato peñanietista, cuando los hechos violentos en territorio tamaulipeco empezaron a sucederse en forma tan notoria, alarmante y atroz como habían estado ocurriendo ya en los últimos años del gobierno calderonista, a partir de la explosión de violencia y criminalidad que se dio tras la separación de la organización delictiva local, y que hizo ver su clímax en el asesinato del que fue candidato priísta a la gubernatura, Rodolfo Torre Cantú… hermano del actual mandatario.

En el verano del año 14 de este nuevo siglo, el segundo de Peña Nieto, de plano se declaró incompetente de manera pública y oficial, en los hechos aunque no en el discurso, al ejecutivo estatal en materia de seguridad pública, y fue sólo tras el nuevo disparo en la guerra entre bandas, acaecido a partir del sábado 5 de abril de aquel 2014, cuando, dos meses después, se oficializó la aplicación de la Estrategia nacional para Tamaulipas en ese rubro, dejándose todo en manos de los mandos de las secretarías de Marina y la Defensa Nacional. Casi un bienio más tarde, con lo de ayer, se puede llegar a hacer conjeturas, especulaciones y hasta lanzar una que otra tesis. Lo cierto es que resulta bastante insólito el que una fuerza policial creada por el estado, pero abastecida principalmente con elementos “licenciados” (con permiso) para tales fines por las fuerzas federales, realicen una manifestación de semejantes proporciones enfrente de la residencia del mandatario estatal, justamente a unas horas de la gira que este martes efectuó por tierras tamaulipecas el ejecutivo federal. ¿De cuál de los dos lados pudo venir “la luz verde” para tal protesta? ¿Fue acaso algo espontáneo, no premeditado ni planeado desde ninguno de los citados frentes…? ¿Fue realmente una decisión de los efectivos que habrían actuado por sí solos…? ¿O el escenario ante cual estamos es un aviso de lo que viene? ¿Asistimos, quizás, a una escena en verdad inédita: al pataleo del último de “los virreyes”…?

Opinión

Tamaulipas y el informe

Publicado

el

En México, la democracia no es solo un sistema político, sino una responsabilidad compartida entre gobernantes y ciudadanos. Los informes gubernamentales son una ventana a la gestión pública, pero también son recordatorios de que los políticos y autoridades no nos hacen un favor al servir, sino que están obligados a ello. 

Los detalles del uso de recursos públicos y el progreso de proyectos, son, en última instancia, informes de los ciudadanos para los ciudadanos.

La ciudadanía no solo tiene el derecho, sino la obligación, de exigir transparencia y rendición de cuentas. En un sistema democrático, como el de México, y en particular el de Tamaulipas, esta responsabilidad se ejerce mediante el voto en las elecciones. 

Los ciudadanos tenemos el poder de cambiar a los gobernantes si no estamos satisfechos con su desempeño. Pero el compromiso cívico va más allá del acto de votar. La participación activa en la sociedad civil, la protesta pacífica y el involucramiento en el proceso político son herramientas poderosas para impulsar cambios positivos y asegurar que los autoridades cumplan con su deber de servir al pueblo.

El más claro ejemplo de lo anterior fue la “Marcha Por Nuestra Democracia” y varias más organizadas a lo largo del actual sexenio que ya está a punto de concluir.

Las y los tamaulipecos esperamos al cumplirse 18 meses de la administración del gobernador, Américo Villarreal, un informe más allá de buenas intenciones y estadísticas alegres, una postura real y comprometida con los tiempos que se viven en la entidad y que como hemos visto, son un reflejo de la situación a nivel nacional.

La violencia y la inseguridad siguen avasallando la frontera, donde grupos de ciudadanos locales ya comienzan a solicitar asilo a Estados Unidos. Las deficiencias en salud, resolver la crisis del agua y un nuevo conflicto magisterial, son algunos de los temas que afectan a la ciudadanía y que se esperan sean abordados.

Tampoco se puede dejar a un lado la sombra del crimen organizado que amenaza con ensuciar más el proceso electoral, y cuyas campañas están a la vuelta de la esquina.

La democracia florece cuando los ciudadanos, en este caso la sociedad tamaulipeca, exigen a los gobernantes transparencia y rendición de cuentas, y es a través de este compromiso que se construye un país y un estado más justo y próspero para todos.

Continua leyendo

Opinión

¡Se pasó de lanza Lupita Covarrubias!

Publicado

el

Cuando parecía que la Senadora por Tampico del Movimiento de Regeneración Nacional, iba a ser recordada por bailar cadenciosamente el Sirenito en la torre del residencial de playa Velamar, en el mero centro del Golfo de México, no, la señora sorprendió a todos con su iniciativa de lanzar una moneda conmemorativa del Bicentenario de Tamaulipas.

La maestra tampiqueña, por cierto, una de las morenistas fundadoras que hace unos años no traía ni para el taxi para ir a los mítines del Peje, hoy dejó escrito su nombre con letras de platino en la historia nacional cuando subió al pleno de la máxima tribuna en la República Mexicana y exhortó a los congresistas para la creación de una divisa, exigiéndole a México entero reconocer la importancia histórica de Tamaulipas.

Covarrubias Cervantes tomó la palabra y con la venia de la presidenta y sus compañeros, llena de orgullo expresó que Tamaulipas se erige como un bastión de la economía mexicana, destacando en la industria petroquímica, la fabricación de maquinaria y equipo y la agricultura; su riqueza cultural se refleja en sus tradiciones, música, danzas y artesanías, patrimonio inmaterial de nuestra gran Nación.

Desde el siglo XVI, Tamaulipas ha sido considerada como una tierra de encuentro entre culturas, punto de partida de expediciones y escenario de luchas por la libertad. Destacándose la fundación de la misión Purísima Concepción de las Tamaholipas en 1544, hasta la firma del Acta Constitutiva de la Federación Mexicana en 1824, La Batalla de Tampico de 1829; no hay duda, esta grandiosa entidad federativa del noreste mexicano ha sido forjada por la valentía y el esfuerzo de su gente.

Y por eso que la emisión de esta moneda conmemorativa no solo representa un acto simbólico, sino un compromiso con nuestra historia y nuestra identidad. Este distintivo será un recordatorio tangible de los logros y desafíos que Tamaulipas ha enfrentado a lo largo de dos siglos, así como un símbolo de unidad y orgullo para todos los mexicanos.

No hay debate, Lupita Covarrubias quedó para la historia. Esa moneda la vamos a sostener con orgullo y amor todos los tamalupecos, e inebitablemente recordaremos que su fabricación fue a iniciativa ñde ella, una de las tamaulipecas más allegadas a Andrés Manuel López Obrador.

En la intimidad… Precisamente en el marco de los 200 años de Tamaulipas, el gobernador Américo Villarreal Anaya admitió que el Bicentenario sirve para recordar y rescatar la herencia del pasado heroico y tomarlo como modelo, como una guía para consolidar el nuevo pacto social que emprendió junto a la sociedad en este momento clave que vive el país a través de la Cuarta Transformación. 

Ah, por cierto… El que votó en contra fue Ismael García Cabeza de Vaca, se negó, no quería que la aprobaran porque se había filtrado un “diseño de la moneda” y no traía ninguna muchachona; como quiera, con 71 votos a favor la divisa conmemorativa a los 200 años de la fundación del estado libre y soberano de Tamaulipas ¡VA!

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Continua leyendo

Opinión

El gigante de Américo

Publicado

el

Si dejamos de lado el proceso electoral federal que está próximo a iniciar el próximo uno de marzo y en el que ojalá participen más de 100 millones de mexicanos que integran el padrón electoral, de los cuales, jóvenes de entre 18 y 29 años, son mayoría. Lo realmente importante para Tamaulipas es el Nearshoring (nishoring o neachoring), como sea, pero no hay que perder de vista el trabajo energético que se realiza en la entidad.

El gobernador Américo Villarreal Anaya, envió a la Cumbre Nearshoring México a su pequeño gran gigante de las energías limpias, me refiero al secretario de la Comisión Estatal de Energía, José Ramón Silva Arizábalo, el personaje encargado y respónsale de puntualizar que el estado tamaulipeco es más que atractivo para invertir en el presente y futuro inmediato.

Los líderes nacionales e internacionales, interesados en el fenómeno de la relocalización de inversiones, estuvieron presentes en la cumbre donde el funcionario estatal tamaulipeco dejó muy en claro que Tamaulipas cuenta con 18 cruces fronterizos, que lo hace un estado sumamente atractivo para invertir, además, agregó que en el territorio tamaulipeco hay gas, la oportunidad de generar energía eléctrica, un abasto de agua y en general una constante en el desarrollo energético de infraestructura.

Mientras el resto del gabinete anda distraído en las campañas internas de morena, apostando e incluso, utilizando recursos del estado para apoyar en la medida de lo posible a su “gallo o gallina”, el pequeño gigante tamaulipeco viaja por México entero para posicionar la entidad, y bajo la confianza del gobernador, destaca en reuniones internacionales los trabajos que realizan en el área portuaria, sí, lo realizado en el Puerto de Altamira, su aporte al desarrollo comercial internacional, igual en Tampico, así como lo es el Puerto del Norte, en la ciudad de Matamoros.

La Cumbre Nearshoring México fue organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), y la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), la cual no solo se visualiza como un espacio para el intercambio de ideas sobre desafíos y oportunidades que implica la llegada de nuevas empresas al territorio mexicano, sino también como un impulsor de estrategias destinadas a fortalecer la posición del país en el competitivo mercado global.

En la intimidad… Luego de participar en la inauguración de una nueva sucursal de Farmacias del Ahorro en la zona norte de Tampico, el Presidente municipal, Chucho Nader destacó el clima de seguridad y certidumbre que impera en la ciudad para el desarrollo de nuevos proyectos de inversión.

Acompañado por su esposa Aída Féres de Nader, titular del Sistema DIF municipal, el mandatario precisó que en los últimos años se ha incrementado notoriamente el establecimiento de comercios en la ciudad, motivado principalmente por las facilidades que otorga la administración municipal y por el entorno de paz, seguridad y desarrollo construido con la participación de la sociedad, los tres niveles de gobierno y la iniciativa privada.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Continua leyendo

Opinión

Ya salió el primero

Publicado

el

Observatorio
Después de un largo proceso de medias pre campañas y campañas internas y externas, ayer por la tarde finalmente se dio a conocer que Erasmo González Robledo, fue desinado el aspirante mejor posicionado en las encuestas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para ser candidato a la alcaldía de Ciudad Madero.

Erasmo González, actual diputado, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Unión, será quien encabece los esfuerzos por Morena para obtener el triunfo en Ciudad Madero, en el próximo proceso electoral del 2 de junio próximo.

El delegado de Morena, Mario Llergo y Yuririra Iturbe Vázquez, presidenta de este Movimiento en Tamaulipas, informaron los detalles que se tomaron en cuenta en la encuesta, dentro del proceso interno político electoral del organismo.

Los resultados le favorecieron en cuestiones como opinión positiva, honestidad, cercanía con el ciudadano, conocimiento del municipio, su respuesta en sus cargos, como mejor candidato, además de que los encuestados dijeron estar más dispuestos a votar por el que por los otros participantes.

En la encuesta también se tomó en cuenta a los registrados Abel Oseguera Kernion, hermano del actual alcalde maderense, Claudio de Leija, Ana Cristina Organista, actual presidenta del DIF Madero, Adrián Cruz, Carlo González, actual tesorero del Ayuntamiento maderense y Sandra Cruz, ex directora de Tránsito.

Erasmo González, es el primero de los aspirantes que se conoce oficialmente como candidato a una alcaldía por Morena y por el resto de los partidos en Tamaulipas, lo que le da cierta ventaja al ser el primer nombre votable que conoce la ciudadanía.

Faltará conocer a quienes serán los contrincantes políticos en esta contienda en Ciudad Madero, mientras que el tiempo avanza agónicamente ante el inicio de la campaña federal el próximo 1 de marzo.

Continua leyendo

Populares