Connect with us

@dect1608
Más de 40 muertos en un enfrentamiento entre fuerzas federales y hombres armados en los límites de Michoacán y Jalisco, la tarde de este viernes, pudiera significar la batalla más sangrienta de la lucha contra las drogas en México. Mientras tanto en Tamaulipas, se desarticuló una red de video vigilancia al servicio del crimen organizado y por otro lado  los políticos, se aproximan a la recta final de la contienda electoral.

Cuando uno se entera que el Grupo de Coordinación de Tamaulipas, desactivó un sofisticado  sistema de espionaje al servicio de los carteles de la droga, operado vía internet para supervisar la operatividad de las corporaciones de seguridad; en primera instancia sorprende por el ingenio de los capos y nos hace pensar que cada vez tienen menos infiltrados en el área gubernamental; pero cuando quieres justificar que más de 39 cámaras habían sido instaladas en postes de la Comisión Federal de Electricidad y de Teléfonos de México, enfrente de las instalaciones de la PGR, Sedena, Semar y Fuerza Tamaulipas; no se logra entender cómo fue posible que hayan tenido la libertad de hacerlo, sin que nadie haya logrado detectarlos y lo peor del caso es que mientras el GCT, desarticulaba las 39 cámaras identificadas, los “presuntos” delincuentes hacían lo propio con otras 18, volvemos al inicio, seguramente siguen teniendo infiltrados en los mandos medios del Grupo de Coordinación Tamaulipas, por lo que la estrategia de seguridad no termina de dar los resultados demandados por los ciudadanos y prometidos por el ESTADO.

En otro hecho relacionado a la violencia, un joven de 16 años de edad, estudiante de nivel bachillerato, recibió dos balazos en la espalda sin que se tengan noticias de los agresores; lo ocurrido fue en la ciudad de Altamira donde en diciembre pasado un grupo de estudiantes de la telesecundaria “Aquiles Serdán” fueron agredidos por unos desconocidos; uno murió y tres más resultaron heridos. En esta ocasión dentro de la gravedad de la situación, el joven a quien se le identificó con el nombre de Eugenio, fue reportado como estable y ahora se recupera de las heridas.

Faltan pocos días para las elecciones y esto se está poniendo feo, si las cosas siguen de esta forma, la mesa está servida para el abstencionismo y aquellos partidos de gran estructura.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión