Conéctate con nosotros

El Papa Francisco insistió este miércoles en que nadie puede pedir dinero por oficiar una misa y que si se quiere se puede dar un donativo pero que son “gratuitas”, durante la audiencia general celebrada en el aula Pabl VI del Vaticano.

Al referirse en sus catequesis de hoy a las intenciones de oración que se pronuncian durante las misas, como en el caso de los difuntos, Francisco remarcó que “la misa no se paga”.

Francisco añadió que los fieles pueden contribuir si quieren con un donativo, pero que “nunca se paga”.

Fuente: El Espectador.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en CYEN