Conéctate con nosotros

Altamira, Tamaulipas.- El Gobierno del estado reconoció que había un mal diseño en la construcción del paso a desnivel, lo que representaba riesgo de asentamientos que dejaran inservible la obra, lo cual suena conocido.

Durante esta semana llamó la atención que se demolía parte de lo que ya se había construido, de lo que incluso el alcalde dijo desconocer.

La opinión pública ya veía un nuevo “puente roto”, como se le conoce el paso a desnivel no concluido en la salida de Altamira y en donde han ocurrido decenas de accidentes vehiculares, muchos de ellos con personas fallecidas.

distribuidor vial 3Ante esto, el Gobierno del Estado emitió un comunicado en el que trata de explicar la modificación que se realiza y que era necesaria para la conclusión de un mejor trabajo y sobre todo para seguridad de los usuarios, así como para el mantenimiento futuro.

Se explica que la obra, que realiza una compañía que se supone es experta en la construcción de puentes, les fue revisada, corregida y avalada por especialistas del área de Servicios Técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Al final se promete que aún con el rediseño y el atraso que esto pudiera representar, la obra será concluida en el mes de agosto.

A continuación el boletín informativo de Gobierno del Estado

Con el propósito de reforzar la seguridad estructural del puente vehicular, el Gobierno del Estado decidió modificar el tipo de cimentación en los estribos.

El diseño original contemplaba la construcción de cargadores o zapata cabezal sobre los terraplenes de acceso, los cuales con el paso del tiempo podrían presentar asentamientos provocados por el reacomodo natural del material.

En base a una revisión, se propuso la construcción de un estribo  con cimentación  a base de zapatas desplantadas 3 m. abajo del terreno natural, columnas y cabezales donde se apoyarán las trabes de los claros extremos.

Esto permitirá que toda la estructura del puente trabaje de manera independiente a los terraplenes de acceso, eliminando así la posibilidad de asentamientos por la transmisión de cargas hacia dichos terraplenes.

Para la construcción de las nuevas cimentaciones, es necesario remover las escamas solo en la zona requerida para realizar estos trabajos, ubicados en la parte frontal de los terraplenes.

Con estas acciones, la estructura del puente será más segura en beneficio de los usuarios, además, los mantenimientos que pudieran requerirse a futuro, serían más fáciles de realizar.

Para llevar a cabo estos cambios técnicos del proyecto, se contó con el apoyo de especialistas en estructuras y mecánica de suelos de la zona, así como del área de Servicios Técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Consideramos que el programa de obra el cual contempla terminar los trabajos a finales del mes de agosto, no se verá afectado por estos cambios.

 

Inició carrera en medios en 1996. Ha participado como reportero en medios impresos y electrónicos conductor de noticias en radio y televisión.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sur de Tamaulipas