Conéctate con nosotros

Una campaña publicitaria de la marca ‘Kinder’ rumbo a la Eurocopa, desató reacciones negativas entre diversos grupos alemanes.

La compañía dueña de la marca, Ferrero, decidió cambiar al habitual niño rubio que aparece en los empaques, por los rostros de los seleccionados nacionales de Alemania cuando eran niños.

El hecho de incluir a Ilkay Gündogan, de ascendencia turca, y Emmanuel Boateng, de origen ghanés en la campaña, provocó la indignación de un grupo de extrema derecha denominado “Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente, PEGIDA”.

A través de su grupo de Facebook, el movimiento xenófobo publicó una fotografía donde aparecían las dos cajas de chocolates con la leyenda “No se detendrán ante nada. ¿Comprarías esto de verdad? ¿O se trata de una broma?”.

La cuenta de PEGIDA fue borrada de la red social, mientras que Kinder Alemania sentenció en esta misma red: “Queremos distanciarnos de forma explícita de cualquier tipo de xenofobia o discriminación. No aceptamos ni toleramos esto, y en nuestras comunidades de Facebook tampoco”.

kinder

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Nal / Int