Connect with us

@dect1608

La irresponsabilidad de los gobernantes mexicanos ha cobrado la vida de muchos ciudadanos. Existen casos tan dolorosos como el de la Guardería ABC o la explosión en Guadalajara; ambas ocurridas por el desorden gubernamental. No hacer valer o hacer como que no pasa nada, también es una ineptitud.

La Secretaria de Gobernación, debido a las inundaciones derivadas por la lluvia del frente frío número 5, está próxima a declarar como zona de desastre la región sur de Tamaulipas, emergencia suscitada en gran parte por la irresponsabilidad de los anteriores alcaldes y gobernadores del estado, esto según refirió el actual mandatario Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

«El hacer elefantes blancos como estamos viendo por acá -en la colonia Borreguera de Tampico- en donde se hizo en la cuenca por donde pasaban las aguas, pusieron la casa del migrante y eso hizo que no tuvieran salida adecuada las aguas y eso hizo que los niveles se elevarán y eso hace que suceda todo esto», expresó con seguridad, Francisco Javier García, primer gobernador panista en Tamaulipas y quien por vez primera acusa de manera directa a Egidio Torre Cantú.

Más claro no pudo ser el mandatario, quien sin tapujos, se refirió a esta construcción de atención a los migrantes que edificó su antecesor Egidio Torre Cantú en la colonia Solidaridad Voluntad y Trabajo, conocida en Tampico como La Borreguera en donde cientos de familias sufrieron las afectaciones causadas por la lluvia y sí por la irresponsabilidad gubernamental del pasado.

García Cabeza de Vaca, recorrió este domingo por segunda ocasión las más de 12 colonias afectadas de Altamira, Madero y Tampico, donde unas 75 mil familias perdieron todas sus pertenencias por la torrencial tormenta registrada el jueves 3 de noviembre. Francisco García, se refirió a las construcciones de los pasados gobernadores como “obras de relumbrón”, mismas que refirió, impidieron la inversión en mantenimiento y modernización del sistema hidráulico del sur de la entidad, actitud irresponsable que sin duda alguna, está cobrando una factura elevada, porque ahora es más que urgente la inversión de más de 600 millones de pesos para este tipo de obras hidráulicas, presupuesto que se ve imposible de realizar ante la adversidad financiera de México y además ese tipo de negociaciones son directamente con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y aunque digan lo que digan el día de mañana, los más de 600 millones de pesos necesarios, no vienen contemplados en el Presupuesto de Egresos de la federación.

«Cuando hay un desastre de esta naturaleza es cuando brotan todas las deficiencias que se tuvieron durante tantos años, es por eso que no solamente tenemos que hablar de las obras hidráulicas que se requieren y de las que ya se tienen seis proyectos; esperemos que ahora tomen a bien en la Cámara de Diputados, gestionar para implementar y bajar los recursos, sino también que los tres municipios tienen que asegurarse de mantener el dragado correspondiente y es allí en donde también queremos coordinarnos con la CONAGUA»

A Francisco Javier García, no solamente le tocó señalar los errores del pasado, también tendrá la obligación de solucionarlos y de ser necesario deberá tener la valentía de derrumbar las obras que perjudiquen y pongan en peligro a los tamaulipecos, ya ejemplificó con la Casa del Migrante en la Borreguera y si es necesario que comience a hacer política para la reubicación del Aeropuerto Internacional de Tampico “Francisco Javier Mina”, pero si va a ser así, que lo haga por el bien de Tamaulipas y no por ambiciones. El tema de mover la central área no es nuevo y ahora resurge.

Mientras tanto el Gobierno de la República a través de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL), instaló tres comedores comunitarios con capacidad para atender hasta a 5 mil personas, apoyo federal que estará durante los próximos 15 días que se regularice la situación.

Hay quienes ya vieron la tragedia como el inicio de una pre- pre campaña y más cuando la legisladora federal por Tampico, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, que pinta para Senadora, también anduvo junto a Cabeza de Vaca en los recorridos por la zona devastada y desde allí reiteró su compromiso, «Esos y todos los proyectos que sean en beneficio de Tampico y el sur los voy a apoyar.  Estemos en el entendido que es un año muy complicado en términos de presupuesto», exclamó doña Paloma, mientras surcaba con sus botas los charcos de la inundación, al tiempo que otros criticaban su aparición; pero en fin allí estuvo dando la cara.

¡Que caray! urge el dinero para mejorar, pero es más que emergente los políticos se pongan a jalar.

 

davidcastellanost@hotmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión