Conéctate con nosotros

64 personas y 92 heridos fue el saldo que dejó un atacante suicida cerca de una reunión de abogados paquistaníes en un hospital público de la ciudad de Quetta, en el suroeste de Pakistán.

Se tiene sospechas que este ataque es relacionado a un cuerpo trasladado de un amigo de los abogados, Bilal Kasi, quien falleció por disparos de un pistolero cuando se dirigía a su oficina. El agresor se sacrificó para el ataque poco después de la llegada del cuerpo de Kasi al centro.

El primer ministro Nawaz Sharif expresó su “profundo pesar y angustia por la pérdida de valiosas vidas humanas” en el ataque, donde murieron también otros reconocidos abogados.
Fuente: Mundo Hispano

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Nal / Int