Connect with us

@dect1608

Con la visión puesta “hacia el futuro” Petróleos Mexicanos y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, lograron los acuerdos necesarios para el bien de los sindicalizados y de la empresa más productiva de la nación. “El tío” Carlos Romero Deschamps, hizo que las preocupaciones e inquietudes de sus agremiados fueran tomadas como una oportunidad de crecimiento para Pemex en el marco de la recién aplicada Reforma Energética.

“No hay plazo que no se cumpla, No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague” así es como se podría definir las negociaciones entre Pemex y el STPRM quienes la noche del miércoles suscribieron el Contrato Colectivo de Trabajo 2015-2017 que de acuerdo a lo firmado viene un aumento al salario ordinario de 3.99 por ciento y de 1.75 por ciento en prestaciones, aunque hace falta conocer cómo van a quedar los jubilados petroleros que hasta antes del “pacto” los hombres de kaki ya retirados representaban más de la mitad de los activos; ¿Les irán a seguir pagando la lavandería o el dentista?

Por lo pronto Petróleos Mexicanos y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana al firmar el Contrato Colectivo de Trabajo instantes antes de la media noche, dieron pocas oportunidades para que se organicen los inconformes que seguramente surgirán conforme avancen las horas del día y no dude que van a ser los abuelos petroleros lo que van a hacer la rabieta.

El nuevo contrato colectivo de trabajo, debe comprometer a los trabajadores de Pemex para enfrentar la modernización y los cambios venideros, transformaciones que deberán impulsar a la paraestatal, pues en Tamaulipas a muchos petroleros se les reconoce por borrachos, buenos para nada, dormilones e incompetentes, conformistas que prefieren dormitar y que los de compañía hagan su trabajo (esos que no son del sindicato petrolero pero que trabajan para una empresa externa y terminan haciendo las obligaciones de los trabajadores), convirtiéndose así en los primeros que violan sus derechos laborales.

Debe quedarnos bien claro que Pemex  merece ser aún más eficiente y competitiva, capaz de afrontar los retos del mercado mundial.

Le digo que más adelante se sabrá cómo fue que le hicieron para reducir ese tercio de gasto por pensiones, pues la intención era que el gobierno federal asumiera el pasivo laboral que superaba los 33 mil millones de dólares.

davidcastellanost@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión