Connect with us

@dect1608

Un grupo de jornaleros tamaulipecos realizaban sus jadeantes labores bajo los intensos rayos solares, cuando de manera repentina, se encontraron con algo duro y firme que les impidió continuar con su labor; se trataba de un hallazgo importante, un  descubrimiento que nada tiene que ver con narco fosas; se trata de una comunidad huasteca milenaria, bajo un territorio de diez hectáreas lo que significa una aportación importante para la cultura de Tamaulipas y México.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INEH) ha confirmado el descubrimiento de estos asentamientos que datan del año 1200 Antes de Cristo y que según exploraciones realizadas se sabe que hay enterrado un pequeño poblado Huasteco, además se identificaron por lo menos cinco pirámides que superan los cinco metros y estatuillas mayores a un metro de altura, dicen los que saben que allí tienen más de 1 mil 500 años.

El primer encuentro entre la sociedad moderna tamaulipeca y los ex pobladores de esta región milenaria, se dio el 27 de julio cuando una pieza de casi un metro de altura parecida a la Diosa de la fertilidad y la Inmundicia «Ixcuina Tlazolteotl” la desenterraron los mismos sembradores de chile, tomate y cebolla; fue en aquella fecha cuando se notificó al Centro INAH delegación Tamaulipas, instituto a cargo de Luis Carlos Torre Gómez, quien no ha tenido la delicadeza de solicitar el resguardo de estos vestigios que podrían ser saqueados.

Cabe puntualizar que el titular del INAH, es familiar director del Gobernador, Egidio Torre Cantú, sin embargo el antropólogo llego antes que el ingeniero Torre Cantú y fue gracias a las relaciones que Torre Gómez, tiene- tuvo o sabrá Dios, con el ex presidente, Vicente Fox Quedada.

Por cierto, si hay alguien que le sabe bien al tema de los saqueos (por no decirle robos) es precisamente el titular del Centro INAH Tamaulipas. Cuentan los que saben que allá por finales de 2001, Luis Carlos Torre Gómez, entonces Director de Patrimonio Histórico y Cultural del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes, encabezó las maniobras para sustraer del parque Tamatán en ciudad Victoria, una enorme piedra con la que se le rinde culto al ex Gobernador Guadalupe Mainero (1896-1901) dicha pieza histórica con más de un siglo fue un obsequio que recibió el entonces mandatario de parte del Teniente Larrazolo; años después la piedra apareció y Torre, solito se quemó.

davidcastellanost@hotmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión

  • ¡Arriba las mujeres!

    Si algo caracteriza a este nuevo régimen gubernamental es el descuido, desamparo y desinterés...

  • Todos culpables de la tragedia

    El nombre de la actual senadora de Morena por Guanajuato, Martha Lucía Michel Camarena,...

  • Amenazados de Muerte

    El histórico acoso laboral y hostigamiento al que es sometido el personal médico del...

  • El médico del mal

    La atroz cifra de 100 mil muertos por Covid-19, fue rebasada rápidamente en  México...