Connect with us

@dect1608

Los criminales siguen bien organizados y los gobernantes solamente “interesados”. El Gobierno de la Republica y del Estado de Tamaulipas, no han logrado encaminar del todo y en un mismo sentido los programas de la federación para el bien de los 43 municipios de Tamaulipas, o por lo menos NO para los más peligrosos del Estado.

Enlistados por su nivel de peligrosidad, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y la zona metropolitana de Tampico, esto según la actividad delincuencia clasificada por el Grupo de Coordinación y aunque en ocasiones parece registrarse mayor peligro en Reynosa y/o Tampico, la realidad y las estadísticas las tienen los altos mandos militares que la federación le envió a Tamaulipas “para arreglar la situación”, #aguas no  olvidemos que en Nuevo Laredo, desaparecieron al ex alcalde, Benjamín Galván Gómez, levantado por el cártel local de aquella ciudad fronteriza.

Pero si entonces la Zona Metropolitana de Tampico, la conforman también los municipios de Madero y Altamira; porque la federación, solo tiene a Tampico en la lista de ciudades peligrosas y por ende con los beneficios del Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred), pero ni ciudad Madero en donde han ejecutado y se han registrado balaceras y mucho menos el municipio de Altamira, que ha sido testigo de los tres últimos enfrentamientos de gran impacto registrados entre civiles armados y fuerzas federales, han sido tomados en cuenta por la federación para que también se desarrollen las diversas actividades en beneficio de la prevención de las adicciones y el delito, y un ejemplo claro es la recién anunciada Feria Integral de Prevención que el Gobierno de la República y del Estado, en coordinación con los alcaldes de Altamira, Madero y Tampico, programaron para el 26,27,28 y 29 de agosto en estas ciudades.

Entonces, Conapred, solamente otorgó una bolsa de 24 millones de pesos para Tampico, mientras que el gobierno local, consiente de las necesidades de Altamira y Madero, decidió que también en estas ciudades se desarrollen dichas actividades preventivas. En Tampico, se realizó un estudio en las colonias Tancol y Borreguera, consideras como las más peligrosas y allí se detectaron más de cien estudiantes de secundaria que pudieran ser cautivados por las bandas criminales y están bajo un intenso trabajo de fortalecimiento de valores y concientización  en lo relacionado a los riegos que conlleva el negocio de las drogas, pero los chavos de Madero y Altamira, parecen no ser importantes para el   Gobierno de la República ¿o será que no tienen reportes delictivos de estos municipios y por eso no son tomados en cuenta?. Por eso le digo que mientras los carteles de la droga siguen bien organizados, los gobiernos solo dan muestras de interés pero sin dar golpe claro.

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión