Connect with us

Al día de hoy, a la cabeza de las encuestas por la candidatura republicana a la Presidencia de los Estados Unidos se encuentra Donald Trump. Haiga sido como haiga sido, Trump lleva alrededor de 17 puntos contra su más cercano competidor, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, tercero de la dinastía, y quien en la misma encuesta logra sólo 13 puntos. Y 4 puntos de diferencia son 4 puntos de diferencia. Y en Estados Unidos esos puntos valen más.

¿Se imagina, sólo por un momento, que Trump sea el candidato republicano y próximo presidente de los Estados Unidos? Los próximos años podrían ser de un profundo sufrimiento para México, aún más después de la contundente aplanadora mediática y social que desde México y América Latinas ha pasado sobre la dignidad y los negocios de Trump, después de sus comentarios francamente racistas en contra, principalmente, de los mexicanos. Imagínese también como es que podría irnos en Tamaulipas, vecinos fronterizos, de llegar Trump a la oficina más importante de los Estados Unidos. Y de llegar Trump ¿hará valer todo lo que ha dicho sobre México y los mexicanos? Yo no me lo imagino y verdaderamente no tengo el menor deseo de que así suceda.

¿Si Donald Trump llegase a la Casa Blanca, aplicará aquella amenaza de cobrar a México alrededor de 100,000 dólares por cada indocumentado que entre a Estados Unidos? Lo primero es saber de dónde saldrán esos millonarios recursos que pretende cobrar el multimillonario americano.  Y aunque queda claro que México y los mexicanos no somos amigos de Trump, los daños colaterales de esa enemistad podría tener costos altísimos para ambos países, pero especialmente para México.

Si Usted lo recuerda, durante la elección de 1993 en los Estados Unidos, el gobierno de Carlos Salinas de Gortari se la jugó con el entonces Presidente George Bush Padre. Sin embargo, la decisión de los norteamericanos fue en otro sentido, ganando la elección de ese año el demócrata Bill Clinton, lo que generó circunstancias difíciles para la administración mexicana y eventualmente para todo el país. Y para la inteligencia sobresaliente de Carlos Salinas de Gortari, resultó imperdonable no darse cuenta de por dónde venía el sentido del voto en dicha elección

Trump es un anglosajón puro. Y en sus aspiraciones presidenciales, no debe perder de vista que los inmigrantes son un pilar importante de la economía norteamericana. Por ello la estrategia de lanzarse contra ellos, especialmente contra los mexicanos, no parece ser la más correcta. Y aunque no queramos, y aunque parezca increíble, las fuertes declaraciones de Trump contra nuestra gente le están dando beneficios electorales.

Para redondear la idea de lo que el aspirante presidencial republicano tiene en las alforjas, baste decir que el también empresario ha revelado que su fortuna personal es superior a los 10,000 millones de dólares y cuenta con un ingreso anual de por lo menos 362 millones, lo que equivale a un millón de dólares diarios, por lo cual lo que invertirá en su aventura política no habrá de lastimar mucho sus finanzas personales.

No quisiera decirlo pero si por alguna circunstancia Trump llega a la Presidencia de los Estados Unidos, a México el panorama se nos puede poner nebuloso. Y a Tamaulipas y a todos los estados fronterizos más. Y la pregunta obligada es: ¿Donald Trump llegará a la Presidencia del país más poderoso del mundo? Eso nadie lo puede saber a 16 meses de distancia, aunque al día de hoy va a la cabeza de las preferencias de los electores norteamericanos. Pero por salud de México, ¡ojalá y Trump no sea Presidente!

1. ¿Alguien podría explicar cómo está eso de que en este 2015, entre los montos presupuestales etiquetados y no reclamados del área de cultura y dispuestos para tal fin por la Cámara de Diputados Federal, se encuentran 15 millones de pesos que el estado de Tamaulipas solicitó para destinar a su Museo de Historia Natural y hasta el día de hoy nada? ¿Entonces cómo está eso de que la titular del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes, Libertad García Cabriales no tiene tiempo para cumplir bien con su trabajo, pero tiene oportunidad para andar a exceso de velocidad por las calles de Ciudad Victoria en su vehículo oficial corriendo riesgos innecesarios?

2. ¿Quién es el grisaseo personaje reynosense, que fue pero ya no, y que vive habido de reflectores y poder, y que tiene que comprar publicidad en las redes sociales para sentir que sigue vigente en los selectos grupos del poder? Paraq mayor referencia gobernó un municipio de la frontera.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

 

 

 

 

 

 

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión