Connect with us

@dect1608

El programa Conduce sin alcohol va a llegar a todo México, bajo las mismas condiciones en las que se opera en la capital del país por lo que es urgente que todos los estados de la República Mexicana, tengan el mayor número de policías viales o lamentaran una millonaria fuga de dinero.

Según la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic) los operativos de alcoholemia, mostraron resultados favorables en el Distrito Federal, al reducir de 25 a 30 por ciento los accidentes mortales o incapacidades físicas, se informó en días pasados. Así que a finales del 2015 o le bajas a la borrachera o dejas tus quincenas con la policía vial de tu ciudad, y pongo a don dinero como ejemplo, porque hablar de salvar vidas o evitar la muerte, no espanta a casi nadie, el papel moneda está más que claro es lo que añora el ser humano.

En Tamaulipas, gracias a este programa nacional, porfin la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se aplicó (dicen los mal pensados) pues luego de más de un año de que los agentes de tránsito y vialidad de la zona metropolitana de Tampico, fueron acuartelados por instrucciones de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) a través de la Secretaria de Marina Armada de México (Semar) en Altamira, Madero y Tampico, más de la mitad de los efectivos fueron dados de baja por no acreditar los exámenes de control y confianza por lo que solamente quedaron unos 250 agentes para una población que supera los 600 mil habitantes.

La SSP de Tamaulipas, tardó más de un año para lanzar la convocatoria con la que se pretende cautivar a por lo menos 200 jóvenes no mayores de 35 años para que se enfilen como policías de vialidad en esta región sur del Estado en donde por cierto en la actualidad no ganan más de seis mil pesos; tampoco tienen prestaciones; ni pistolas para defenderse de aquellos conductores que gustan de portar armas, de chalecos antibalas ni hablemos y mucho menos de jornadas laborales de las que por cierto, ni ha querido «revisar» la Comisión Estatal de Derechos Humanos que está más preocupada por cuidar y defender delincuentes que por ayudar a que estos ciudadanos tengan un digno trabajo.

En abril de 2014 los municipios de esta región costa de Tamaulipas, recibieron la instrucción de acuartelar a sus agentes porque eran señalados por la comunidad de ser de la maña, sí, «de la maña» de llevarte hasta al cajero electrónico para disponer de tu efectivo si lo que portadas en la cartera no era suficiente para que te dejaran ir, fue por eso y más que la Secretaria de Marina, los encerró y la seguridad vial quedó a cargo de la Semar, así transcurrieron al menos seis meses hasta que recibieron de nueva cuenta la confianza del gobierno federal que decidió dejar como titulares de la Dirección De Tránsito y Vialidad en Tampico, Altamira y Madero a tres soldados de alto rango, mismos que han metido en cintura  «un poco» a los de vialidad.

Ahora la tarea es reclutar y dignificar está bonita labor del «tamarindo» dirían los chilangos.

Con profunda tristeza en la oficina de tránsito de Tampico, se recordó a Manuel Holguín «El niño» el perito vial que fue asesinado a tiros el 18 de junio de 2014 cuando unos armados atacaron a tiros al operador de una grúa al exterior de las viejas instalaciones de vialidad, El niño, un grande que nunca va a ser olvidado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión