Connect with us

@dect1608

¿Cuantos Broncos más, será necesario para que el país entienda que la verdadera democracia, reside primordialmente en el sufragio efectivo?

El ejemplo democrático que Nuevo León, estado que le hace honor a su descripción coloquial de “Sultana del Norte”, dio al resto del país este 7 de Junio, indiscutiblemente estará escrito en las páginas de la historia mexicana, como el despertar a la competitividad política, en su máxima expresión. Hecho del cual se pueden desprender las siguientes aristas.

1.- La forma de hacer política ha cambiado, y esto no es corriente filosófica, mucho menos partidista, es una realidad tan palpable como el hecho de lo que usted hace ahora. Las nuevas formas de hacer y ejercer política, implica una nueva realidad de competitividad, en donde cada partido de los que 10 desgraciadamente existen en México, tienen que hacer una verdadera introspectiva, y eliminar vicios, y explotar virtudes, es algo más profundo que un simple “FODA” , es un verdadero reto que ha sido el punto de partida, en otras historias de éxito en la humanidad, cito la Revolución Industrial, que exigió a todas las producciones del mundo, elevar su sistema de operatividad, conservando lo que daba identidad y calidad a la marca, y conceptualizando el resto. Algo así querido lector es lo que necesitan hacer los partidos políticos, y me refiero a todos, porque ante el reto de la candidatura independiente, todos están en igualdad de condiciones, creo profundamente que la Reforma Política de Peña Nieto es sin duda uno de los mejores aciertos que habrá tenido en su administración y que sin duda alguna y a pesar de todo si es un logro del Señor Presidente de la Republica, un ejemplo de cabildeo legislativo a la perfección. Quien no entienda que la forma de hacer política ha cambiado, ya sea partido, dirigente o actor político, no estará en la siguiente contienda, así de simple y contundente.

2.- Hay más Broncos que militantes. Esta reflexión es para los dirigentes de partido, y para mi humilde opinión, la lección más valiosa que se desprende del hecho que Nuevo León, tenga un Gobernador electo independiente. ¿Cuántos más Broncos hay en las canteras de los partidos políticos, que están calentando la banca? O peor aún, que no están ni siquiera perfilados como posibles candidatos para los diferentes puestos de elección popular, desde ediles hasta gobernadores. ¿Cuántos inconformes existen con el impulso político que su partido les brinda a otros militantes con menos méritos? Y atreviéndome a referirme al partido donde el Bronco se hizo Bronco, el PRI; ¿Cuantos organismos adherentes y simpatizantes existen estatutariamente desde el último Consejo Político Nacional? ¿Once? Dichos organismos funcionan como redes para pescar a los mejores elementos y están dirigidos por militantes responsables y comprometidos cuyo perfil profesional y político cumple con la finalidad de dicha organización, entonces, ¿Cómo es posible que Juan Rodríguez Calderón, no haya sido el candidato del partido donde militó, trabajó y demostró capacidad? La respuesta es simple, lo escrito en los estatutos no pasa a la realidad, y queda como una utopía de buenas ideas e intenciones, hoy los dirigentes del partido nacional, estatal y también municipal, tendrán que estar haciendo una revisión exhaustiva, del desarrollo de las campañas.

¿Cuántos más Broncos serán necesarios para que el PRI y los otros nueve entiendan?

Señores, hay más broncos que militantes en sus canteras, hay mujeres molestas con las elecciones que su partido hace para cubrir con la cuota de equidad de género, hay hombres molestos por no ser tomados en cuenta porque a pesar de su capacidad y preparación política, por no tener un padrinazgo de peso, no son tomados en cuenta para ocupar puestos de elección popular, hay miles de jóvenes cansados de ver a los “juniors Morris políticos” hacer trampa y meterse en el primer sitio de la fila, en la que ellos llevan años cultivando y esperando INSTITUCIONALMENTE su turno.

Todos ellos son más Broncos que militantes y si le siguen los priistas, panistas y morenos, ETC, ETC,,,, van a terminar como los perredistas tamaulipecos que ahora se les ve limosneando piedad y compasión para ir tejiendo alianzas de cara al 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión