Connect with us

@dect1608

Lamentable pero cierto, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Tamaulipas, no solamente ha sido un simple e insignificante espectador en el proceso electoral federal 2014- 2015 que está próximo a culminar este siete de junio, además de todo, no tiene oportunidad de ganar uno solo de los ocho distritos que se disputan en esta entidad. La grave y preocupante situación del PRD tamaulipeco, se viene escribiendo desde hace algunos años debido a la forma en como han venido prostituyendo sus siglas personajes como: Alberto Sánchez Neri y Cuitláhuac Ortega Maldonado, dirigente estatal y candidato a la séptima diputación con cabecera en ciudad Madero, respectivamente.

Cuitláhuac, heredó recientemente a Sánchez Neri, la presidencia estatal del partido para asegurar una candidatura a Diputado Federal y con ello, tener la oportunidad de extorsionar, sí, extorsionar a la sociedad tamaulipeca, así es, como si no nos fuera suficiente con las tropelías del Crimen Organizado, estos perredistas con la justificación de buscar una curul en San Lázaro, amedrentan  a los candidatos del PRI Tamaulipas, para bajarles unos pesitos a cambio de jugar a perder en favor de los priistas y facilitar su camino a la victoria.

Ahora cuando están a tan solo unas horas de que finalicen las campañas y viéndose perdedores, los del PRD gastan su última oportunidad para ir en busca de llenar sus bolsillos con dinero público, mismo que ahora está en poder de los partidos políticos participantes.

La amenaza (extorsión) de la suripanta perredista en esta ocasión va dirigida en contra de Esdras Romero Vega, candidato del PRI en el Distrito 07 y rival directo de Cuitláhuac ortega; los del sol azteca, cínicamente dicen que su denuncia ante el Consejo Distrital del Instituto Nacional Electoral (INE) por el presunto rebase de recursos de parte del candidato tricolor, es un ejemplo de que participan dentro del marco legal y acentúan que todo aquel candidato que no haya respetado la ley electoral, va a pagar las consecuencias, pues ellos (PRD) seguirán fiscalizando los gastos de todos los partidos políticos y una vez más, buscan amedrentar a los tricolores, al argumentar que analizan el uso de los recursos por parte del equipo de campaña de otro político priista, refiriéndose en esta ocasión a la candidata por el Distrito de Tampico, Mercedes del Carmen Guillen Vicente.

No cabe duda que los del PRD en Tamaulipas, encontraron un nuevo negocio de supervivencia económica con la nueva ley electoral, pues se jactan de comentar que recaban las pruebas necesarias para señalar las corruptelas de los otros ocho partidos políticos, la impugnación venida desde las amarillentas filas perredistas ya comienza a enrarecer la desinteresada elección que dicen se arreglará en los tribunales electorales.

Ni que decir con respecto a la desesperada postura de Alberto Sánchez Neri y de Cuitláhuac Ortega Maldonado, quienes bajo la nueva Ley Electoral, comienzan a gestionar una lanita más a su favor, pues no les fue suficiente con lo que el INE, entregó a sus candidatos y los miles que sin duda alguna depositaron sus dirigentes nacionales, porque le puedo asegurar que no gastaron ni la mitad de las prerrogativas, pues se supo más del candidato independiente de este mismo distrito siete, Manuel Heriberto Santillán Martínez, que de Cuitláhuac.

 

De ser cierto lo que señalan los del PRD Tamaulipas, en contra de Esdras Romero Vega y Mercedes del Carmen Guillen Vicente, casualmente dos candidatos ajenos a la política del actual mandatario estatal, Egidio Torre Cantú, el PRI tamaulipeco, estaría poniendo en riesgo el proyecto mayoritario de Enrique Peña Nieto, encomienda puesta en las manos de Cesar Camacho Quiroz, dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

 

 

 

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión