Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- El flujo de migrantes a esta frontera ha disminuido en los últimos cuatro meses y de acuerdo al director de la Casa del Migrante Jesús de Nazaret se debe a la vigilancia al sur del país.

Luis Kendzierski director de la Casa del Migrante, dijo que la vigilancia al sur del país, los retenes que se instalan para detectar migrantes, han disminuido el flujo de centroamericanos, la mayoría de los que se encuentran albergados son deportados por autoridades migratorias de Estados Unidos.

“De toda la población que tenemos albergada solo un 15 por ciento son centroamericanos, cada vez llegan menos a la frontera, con la vigilancia que se ha instalado al sur de nuestro país esto los ha frenado”.

La disminución de centroamericanos se reflejó a inicio de año pero en los últimos cuatro meses ha sido más notorio, “ha bajado muchísimo, el flujo de centroamericanos que teníamos en un mes ahora lo vemos en cuatro meses, su camino es muy difícil”.

Consideró que la ruta de la frontera sur a Nuevo Laredo se ha convertido en la más peligrosa, por lo que optan por caminos alternos que los llevan a otras ciudades, “lo que dicen es que el tren era un medio de transporte muy difícil y complicado, tenían que caminar hasta 300 kilómetros para llegar a él”.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales