Connect with us

La actual administración municipal de Tampico, en el ejercicio de su responsabilidad pública, ha buscado desde el principio el cumplimiento de la Ley. Así de sencillo. Dos ejemplos, me permiten entender que ejercer el poder no es fácil y se corren riesgos de autoritarismo y de abuso, y se corre el riesgo de que las acciones tomadas lo parezcan aunque no lo sean.

El primer ejemplo, tiene que ver con los mercados municipales del puerto. Hay quienes han esgrimido uno y mil pretextos para evitar que las trampas mortales que hoy ocupan los mercados municipales se renueven, se reconstruyan. ¿Qué están esperando? ¿Una tragedia? ¿Qué decenas de personas mueran y decenas más se queden sin su patrimonio? Me parece un acto brutal de egoísmo que haya quienes no entiendan que el proyecto de los nuevos mercados de Tampico que viene trabajando la actual administración municipal tiene que ver con un mejor futuro en lo económico, en lo laboral y en la seguridad para la Ciudad. Y en el proyecto, se cumple estrictamente con la Ley.

Asimismo, basado en la misma premisa de cumplimiento irrestricto de la Ley, la administración municipal de Tampico, a través de la Dirección de Protección Civil municipal, contando con el apoyo de una compañía especialista, procedió al desmantelamiento de la antena de la empresa Radiorama Tamaulipas, ubicada en Avenida Chairel y Álamo, en la colonia Águila, por no cumplir con las medidas de seguridad necesarias ni con los plazos que se le fijaron para su desmantelamiento referente a la resolución de un proceso administrativo. Algo que parece muy raro para una empresa que históricamente ha sido ejemplo en el cumplimiento de la Ley.

Personal de Protección Civil y de la Secretaría del Ayuntamiento de Tampico, se presentaron al domicilio de la empresa para hacer la notificación correspondiente e iniciar con la desinstalación de la estructura.

Sobre el particular, el responsable de Protección Civil Municipal, Eduardo Zamorano Riestra, informó que con estas acciones se da cumplimiento a la resolución del 11 de marzo del 2015, en el sentido de que la empresa no cumplió de manera voluntaria con la orden de desinstalar la torre que se edificó sin permiso, violentando además las disposiciones en materia de seguridad de Protección Civil y la integridad de las personas que viven alrededor de las instalaciones.

Y es que de acuerdo a las declaraciones del funcionario responsable de la Protección Civil en el Puerto, se determinó que la antena no cumple con las medidas de seguridad, no se tiene el uso de suelo correspondiente ni los permisos que deberían estar integrados en su proyecto, fijándosele un plazo para desarmarla de manera voluntaria y al no cumplir, “se procedió a desinstalarla”

Zamorano Riestra aseguró que con oportunidad se les entregaron las notificaciones correspondientes a los encargados de la empresa, en donde se les informaba sobre el plazo para desmantelar la antena, lo que no ocurrió, por lo que la Dirección de Protección Civil de Tampico procedió a cumplir el resolutivo a fin de quitar el riesgo que representa la estructura ante la cercanía del comienzo de la temporada de ciclones tropicales.

Adicional, Zamorano Riestra indicó que con lo anterior también se atendió una queja ciudadana de los vecinos del sector Águila, que finalmente culmina con la desinstalación de la antena. Finalmente, el titular de Protección Civil mencionó que  la infraestructura retirada quedará bajo resguardo de autoridades municipales en las instalaciones de la dirección  de Servicios Públicos.

En estos dos casos, hay las instancias legales correspondientes para que quienes estén en desacuerdo con las decisiones del Ayuntamiento de Tampico, puedan inconformarse y buscar una resolución a su favor. Pero lo que queda claro, es que la administración municipal del puerto, que encabeza Gustavo Torres Salinas, ha actuado desde el principio de su gestión con base en lo que marca la Ley. Insisto, a los inconformes les quedan instancias para inconformarse, pero siempre en el marco de la Ley. Si los ciudadanos y las autoridades no obramos dentro del estado de Derecho que presumimos en este país, el siguiente paso se llama anarquía y me parece que a nadie nos conviene vivir en anarquía, y nadie debiéramos invocar este estado de cosas, porque al final todos perderíamos.

1.1. No se vale… Mientras al alcalde de Jaumave, Ramón Eguía, no celebra ningún festejo para los niños del municipio y anda recortando los programas de apoyo social con los que en el pasado se atendía a la sociedad de aquel municipio, el señor si se puede ir a Laredo, Texas, de shoping, en un vehículo propiedad del Ayuntamiento. De ello dan cuentan fotos que han venido circulando en las redes sociales, en donde se ve la camioneta del alcalde estacionada en centros comerciales del vecino país del norte. Y nadie hace nada.

2.2. Por cierto, ¿será verdad como se rumora que en la semana que termina hubo un encuentro de “muy alto nivel” en el rancho del Secretario de Educación en Tamaulipas, en Miguel Alemán, con la presencia de los más altos jerarcas del Gobierno Estatal? ¿Qué temas se habrán tratado en esa comilona?

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión