Conéctate con nosotros

Opinión

Pifias, cochinita y temor al interior de la sección uno del STPRM

Pifias, cochinita y temor al interior de la sección uno del STPRM

Ayer por la mañana en su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció que la revisión del contrato colectivo de trabajo del  Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) se revisará hasta después del proceso de renovación de las dirigencias sindicales.

Esto salió a colación debido a que fue presentado el documento en el que la Secretaría General del sindicato petrolero presenta el pliego petitorio para la renovación contractual, que es meramente un trámite que por ley debe realizarse antes del mes de agosto y cuya revisión se puede ir retrasando incluso después de las elecciones internas.

“Ya no es como antes”, dijo AMLO ayer advirtiendo a los líderes sindicales que las cosas han cambiado en todo el país, incluso en los sindicatos, y además recordó Romero Deschamps, quien se fue por una jubilación “voluntaria”.

A nivel local el temor que hoy día viven los funcionarios sindicales de la Sección Uno han acrecentado las pifias, al pretender mostrar otra cara de lo que siempre ha sido un estilo de dirigencia sindical llevado por décadas en cada una de las secciones locales del STPRM.

Alejados de la base trabajadora, omisos a las necesidades del trabajador, abusos de poder y/o del cargo, atropellos sindicales, laborales, etc.,  son algunos de los tantos casos que se han dado por años hasta el día de hoy en la sección Uno que tiene como base Ciudad Madero, al sur de Tamaulipas.

Lo más reciente, fue la convocatoria a una mini asamblea, sin quórum gremial por el supuesto cuidado de las medidas sanitarias, mismas que fueron ignoradas en eventos   de cumpleaños del mes de abril, y en las que se sabe por propia voz de los trabajadores, que se hizo acudir hasta al personal vulnerable ausente por la cláusula 43 del Contrato Colectivo de Pemex.

En dicha mini asamblea se le escuchó decir a la actual dirigente que quería el apoyo de los trabajadores para continuar al frente de la sección uno.

Más de uno continuó la frase en tono de burla, “para continuar con los logros que no se ha logrado, pelear lo que no se ha peleado y defender lo que nunca se ha defendido”.

MANGA ANCHA EN LAS PROMESAS DE CAMPAÑA

Durante las últimas semanas, la dirigencia local realizó la entrega de bicicletas, hornos de microondas y refrigeradores, buscando la simpatía de la base trabajadora.

Lo que esperaban fuese un curita en la herida, provocó un mayor sangrado pues acrecentó molestia de la mayoría de  los trabajadores.

Se olvidaron de la base trabajadora, pasaron por alto algunos puntos que han lastimado e indignado a la clase obrera, como el olvidó durante la pandemia Covid-19; bloqueo de plazas y trabajo repartido como siempre entre familiares y allegados.

Otra de las situaciones que los propios obreros han calificado como una burla, es que la actual dirigencia trae la misma promesa de campaña que hace tres años no cumplieron como el anuncio de otorgamiento de fichas, plazas, préstamos administrativos, préstamos hipotecarios, entre otras.

Uno de los beneficiados en los regalos de la dirigencia.

Sin embargo han visto que todas estas se cumplieron pero sólo para los familiares y parejas de los funcionarios sindicales y allegados.

Es esta parte la que más ha molestado a los trabajadores, pues refieren mientras ellos con el derecho de antigüedad, esperan una ficha, los comisionados sindicales obtienen a manos llenas más de cuatro para su familia y allegados.

Mientras los jubilados esperan una plaza para su familiar, los comisionados han dejado de planta dos, tres o hasta más familiares en diversos departamentos o centros de trabajo.

Mientras que un trabajador transitorio que le conocen como derechero (familiar de uno de planta),  tiene meses sin trabajar, los familiares transitorios de los comisionados han trabajado sin mayor problema durante esta pandemia completando más del año ininterrumpido.

Esto ha provocado el hartazgo y molesta de la base trabajadora por este sindicato caduco, creciendo más entre los obreros la necesidad de un cambio en su dirigencia sindical.

LA COCHINITA COCINADA EN LA SECCIÓN UNO

Días pasados se dio a conocer un vídeo en una página de Facebook recién creada bajo el nombre de «GAP» con unos personajes enmascarados que daban un ultimátum de 72 horas para que los actuales dirigentes abandonaran sus cargos y se jubilaran.

Sin embargo, ya una vez cumplido el plazo, nos regalaron una escena ochentera, no apta para los amantes de la cochinita o pozole.

Al interior de los departamentos de los diversos centros de trabajo que forman la sección uno, se comenta que este vídeo es una producción salida desde las mismas entrañas del Comité Ejecutivo Local.

Se dice que el temor en ocasiones provoca hacer locuras…

¿Existirá temor en algunos personajes de la Sección Uno?

Inició carrera en medios en 1996. Ha participado como reportero en medios impresos y electrónicos conductor de noticias en radio y televisión.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Principales

Más en Opinión