Conéctate con nosotros

@dect1608

En México debido a la violencia que aqueja, es común que a las personas asesinadas se les vincule de facto con el crimen organizado; «algo hizo o algo debía» es lo dicho recurrentemente. Entonces los ocho alcaldes asesinados en el sexenio de Enrique Peña Nieto, ¿tenían vínculos con narcotraficantes?

En las últimas dos semanas han sido ejecutados tres ediles y pese a estos hechos, sorpresivamente en Tamaulipas, que pudiera decirse es el estado más inseguro. El alcalde de Altamira al sur de la entidad, Armando López Flores, recientemente anunció que analiza la posibilidad de renunciar a sus escoltas y los mal pensados refieren que «está arreglado», otro dicho irresponsable de una sociedad que cada día pierde cada vez más el sentido del asombro.

López Flores, es un priista carismático que últimamente ha sido señalado de enriquecerse y hasta de haber construido hoteles en la ciudad  de Querétaro, sin embargo sus allegados confirman que su administración (2013-2016) ha sido llevada en total transparencia por lo que no temen a ningún tipo de auditoría y esto va a ser confirmado con el cambio de gobierno, pues ni la alcaldesa electa, Alma Laura Amparan; ni el próximo mandatario estatal, Francisco Javier García, tendrán motivos para encarcelarlo.

Armando López que también ya fue diputado local, declaró que está cansado de traer escoltas, harto de que anden detrás de él cuidándolo por todos lados, «Al contrario ya me canse de traer elementos atrás de mi. Yo no veo porqué, la verdad la gente me respeta y yo no he tenido ningún incidente que amerite reforzar la seguridad», expresó en una corta entrevista Armando López Flores, el ahora llamado «valeroso» edil tamaulipeco.

La cuidad que preside Armando López Flores, integra la zona conurbada de Tampico y se ha convertido en el bastión de los últimos líderes del cártel mandón que opera en la región costera de Tamaulipas, incluso uno de los episodios más violentos registrados en la era moderna de la guerra entre federales y criminales, se escribió en esta ciudad industrial cuando la Policia Federal, acribilló extrajudicialmente a unos pistoleros luego de más de cinco horas de enfrentamiento en junio de 2014.

Incluso en diciembre de ese mismo año, uno de los escoltas de Armando López, fue rescatado por el Grupo de Coordinación, cuando un delincuente intentó meterse a su casa, el presunto pistolero perdió la vida en un tiroteó que propició en su intento por reventar la vivienda del guardaespaldas.

Pese a esto, López Flores, se adelantó a sus colegas tamaulipecos, pues ya dijo que dejará de ser custodiado y los dos elementos de la Policia Estatal Acreditable, que lo resguardan, tendrán que regresar a sus funciones en la vía pública y las dos camionetas blindadas que le otorgó la Secretaria de Seguridad Pública del Estado, serán devueltas.

Cabeza dura, arriesgado o arreglado. López Flores, se ha ganado los aplausos de los tamaulipecos que ruegan una mejor seguridad. Por cierto este martes fue ejecutado un hombre de aproximadamente 50 años de edad en la cuidad de Tampico, exactamente en la colonia Obrera, fue localizado el cuerpo que presentaba un disparo a quemarropa a la altura de la oreja.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión