Conéctate con nosotros

Nuevo Laredo Tamps.- Las familias pasan cada vez más dificultades para comprar productos indispensables, con los mismos salarios.

Los precios de la canasta básica, se han disparado, no hay dinero que alcance para que la población asalariada pueda adquirirla.

Dos amas de casa de Nuevo Laredo, comentan que es imposible que con los mismos salarios se pueda adquirir el alimento para sus familias.

“Es cierto que las verduras bajaron de precio, pero no volvieron a los precios que tenían antes de los incrementos, una ejemplo es el precio del aguacate que actualmente se vende en más de 50.0 pesos el kilógramo, el huevo esta barato en algunos lugares en otros no tanto”, afirmó Guadalupe Ángeles Oseguera, vecina de la colonia Zaragoza.

Solo hay que ver en las tiendas, el jamón tiene un costo de 80.00 pesos, la tortilla a 10.00 pesos el paquete con 800 gramos, mientras que en las tiendas grandes vale 10.00 por kilo pero de una calidad inferior, mientras que en las tortillerías el precio oscila entre los 13.00 a 15.00 pesos.

Por su parte Mariela Medina, quien vive cerca de la colonia La Fe, comentó que sencillamente los precios de la carne son prohibitivos para la clase asalariada, vean si no.

“Si queremos comer milanesas entonces hay que desembolsar hasta 150.00 o más por un kilógramo, mientras que la carne molina que anteriormente era una alternativa por su buen precio, hoy prácticamente cuesta 90.00 pesos el kilo”, afirmó.

Con estos precios no hay opción para la familias, cada vez es menos el mandado que se adquiere con el mismo salario.

“Ya es hora de que los políticos cumplan sus promesas de campaña, comer ya es casi un lujo, que sólo ellos se podrán dar con nuestros impuestos”.

 

Por: Feliciano Diéguez

 

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Corresponsales