Conéctate con nosotros

El famoso ilusionista David Copperfield ha recibido una sentencia a revelar los secretos de uno de sus trucos donde un participante resultó con daños cerebrales.

En el truco “Vanishing Audience”, donde el mago desaparece a 13 personas Gavin Cox fue seleccionado en Las Vegas para ser parte de este, para que después, presuntamente por participar en dicho acto le causara un problema cerebral.

Para justificar que el acto no pudo haberle causado el daño cerebral, David tuvo que revelar la ilusión en su actuación. La demanda lleva tres años y ambas partes tendrán que esperar hasta enero de 2017 para conocer la resolución final.

Fuente: PlayGround

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en CYEN