Conéctate con nosotros

Tampico Tamps.- De poderse, por supuesto que es posible: de que se pueda votar con dos credenciales expedidas a la misma persona por el órgano electoral facultado para ello, distintas entre sí, pero que no hayan perdido vigencia conforme a lo que se indica en el mismo plástico, eso, legalmente, es imposible, y tampoco es factible que llegue a ocurrir.

A uno le pudo el Instituto Nacional Electoral (INE) mandar decir, por ejemplo el año pasado, que era necesario hacer el trámite para una nueva credencial de ese tipo, aunque no hubiera cambiado de domicilio ni hubiese necesitado modificar sus datos personales, e incluso teniendo vigencia todavía por unos años más: una reasignación de la sección distrital correspondiente así lo exigía para efectos de poder aparecer en un renovado padrón.

Es probable que la persona en cuestión tuviese extraviado en ese momento el documento, y que el trámite para la nueva tarjeta de elector solicitado por el INE lo haya realizado con alguna otra identificación oficial: la propia acta de nacimiento, y aunque después, finalmente, apareciera el plástico perdido, éste ya habría perdido toda validez para efectos de cualquier votación constitucional, ya que se cancela en automático apenas tramitar nuevamente la credencial.

Ahora bien: como ya se sabe, son numerosas las oficinas públicas y particulares, así como instituciones financieras, que piden como única identificación válida la credencial para votar, e invariablemente exigen que esté vigente y corresponda al mismo domicilio, y que el nombre de la persona coincida, por lo que alguien que esté en el anterior supuesto, o que haya tramitado una nueva por extravío, aunque luego encuentre la otra, puede exhibir en ese caso cualquiera de las dos, sin estar cometiendo delito o anomalía alguna.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sur de Tamaulipas