Conéctate con nosotros

Altamira Tamps.- Tras intensas investigaciones, elementos de la Policía Ministerial lograron esclarecer el homicidio de Oscar Netro Pérez de 37 años de edad, quien fue asesinado a blockasos por sus compañeros de parranda en una casa abandonada en Altamira.

1 vicenteFue la mañana del domingo que se encontró el cuerpo sin vida de Netro Pérez, en una vivienda abandonada marcada con el 630 de la calle Jardín Dorado del Fraccionamiento Los Prados en Altamira, trascendiendo que había sido golpeado con un block hasta perder la vida.

Tras el hallazgo y al paso de las horas, elementos ministeriales comenzaron con la investigación, encontrando que el ahora extinto era adicto a las bebidas embriagantes y que junto con varios sujetos solía quedarse en esa vivienda abandonada.

Fue al mediodía del domingo un sujeto identificado como Gabriel Bazarte Castillo alias “El Nabo”, de 43 años de edad, residente del Fraccionamiento Los Prados, ingresó al hospital general de Tampico, presentando graves golpes en su cuerpo, dando aviso el personal de trabajo social a las autoridades, quienes acudieron a entrevistarlo en torno al homicidio de Netro Pérez.

La declaración de “El Nabo” fue pieza clave para el esclarecimiento del homicidio, ya que indicó que esa noche, él y el ahora extinto se encontraban ingiriendo bebidas embriagantes dentro de la casa abandonada, cuando llegaron dos sujetos a quienes identificó como “El Jardinero” y “El Morro” con la intención de matarlos.

El Nabo, dijo que los dos sujetos los golpearon con blocks hasta dejarlos sin sentido, siendo en horas de la mañana del domingo que despertó y encontró a Netro Pérez ya sin vida, y como pudo se levantó y salió a pedirle ayuda a su hermano para que lo llevara al hospital.

Tras esta declaración autoridades buscaron a los homicidas, logrando la detención de Vicente Hernández Cervantes de 37 años, apodado “El Jardinero”, originario de Tantoyuca Veracruz y con actual domicilio en la calle Tampico número 842 de la colonia Las Negras de Altamira.

Hernández Cervantes fue detenido y puesto a disposición de la autoridad, en donde confesó haber asesinado a Netro Pérez e intentar matar a Bazarte Castillo, informando además que tras cometer el homicidio se fue a su casa, confesándole a su esposa lo que había hecho y pidiéndole que se fuera lejos, mientras que él se escondería en la casa de su padre.

El homicida fue puesto tras las rejas en espera de que en los próximos días se determine su situación jurídica, en tanto que autoridades investigan el paradero de su cómplice “El Morro”.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas