Conéctate con nosotros

Ciudad Victoria Tamps.- Citricultores de la zona centro de Tamaulipas cerrarán el presente año con una producción de alrededor de 400 mil toneladas, cifra que esperan superar en 2016, además confían que repunte el precio por tonelada de la naranja hasta llegar o superar los 2 mil pesos.

Javier Ibarra Echartea Presidente de la Unión de Ejidos Citricultores del Centro del estado de la organización Emiliano Zapata dio a conocer lo anterior, y enfatizó que a partir de enero la situación podría mejorar para los productores al incrementarse los precios por tonelada.

“Empieza la temporada fuerte de la naranja Valencia a partir de enero, ahorita la naranja Navel (ombilgona) anda sobre mil 800 pesos y la que anda abajo es la toronja que anda sobre los 500 o 600 pesos, pero la naranja Valencia que es el 85% de la producción total de cítricos creemos que va andar sobre 2 mil pesos para arriba ya en temporada”, declaró.

Indicó que se está apoyando a los citricultores con la entrega de fertilizantes y hasta el momento 2 mil productores han sido beneficiados con dicho producto para mejorar la producción de naranja y toronja.

“Estuvimos en Barretal entregando el fertilizante, un día antes en la región de Santa Engracia y esta semana vamos a estar entregando a todos los productores un fertilizante granulado que es el que apoya el gobierno del estado. Esto va encaminado a que los citricultores lo apliquen a los naranjos para una mejor producción”.

Ibarra Echartea aseguró que hasta el momento los citricultores de la zona centro del estado (Hidalgo Padilla, Güemez y Victoria) no han tenido graves problemas por plagas o daños por fenómenos naturales o climatológicos.

“Solo se ha presentado un problemática de amarillamiento de los cítricos en la zona de Padilla y la zona sur de Hidalgo, pero estamos haciendo unos estudios para ver lo que dicen los técnicos que el hierro está encapsulado, la planta no lo puede tomar, entonces y ahí se tienen que meter unos desbloqueadores para que la planta lo pueda absorber”.

Por último, reveló que los citricultores se encuentran fumigando sus parcelas para prevenir afectaciones por el HLB, y esperan retrasar al máximo la llegada de la plaga que una vez que infecta a un árbol, este debe ser cortado, pues ya no tiene cura.

 

 

 

Con información de: José Saldaña / Heraldo de Tamaulipas

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Corresponsales