Conéctate con nosotros

Sur de Tamaulipas.- Un mar embravecido es lo que se aprecia al acercarnos a la playa; conforme llegamos a la orilla, un fuerte olor parecido al gas pimienta, se percibe en nariz, y garganta, creando incesante picor y en los ojos, penetrante ardor, la tos es constante, siendo necesario cubrirnos el rostro.

Basta voltear en las márgenes de la playa para observar una gran cantidad de peces muertos, de diferentes tamaños, diferentes especies, todo por efecto de la marea roja, estacionada en playa tesoro del municipio de Altamira.

Playa Miramar en Ciudad Madero es el último punto para abarcar, prácticamente todo el litoral del estado de Tamaulipas; las autoridades monitorean, sus aguas; es ahí donde comenzaron a percibir los efectos, durante la tarde de éste miércoles, apreciándose los primeros peces muertos que llegaban a la orilla y la sensación incómoda en vías respiratorias.

Son más de 40 toneladas de peces muertos que se han levantado en el litoral tamaulipeco, cantidad que fácilmente será duplicada, Playa Tesoro de Altamira, es un ejemplo de la mortandad de las especies.

De igual forma se verifica en restaurantes y expendios de mariscos, la procedencia de moluscos como ostión, almeja y mejillón, decomisándose todo aquel que tenga como origen la zona norte del estado de Tamaulipas, donde se ha decretado la veda de manera preventiva.

La sensación de éste fenómeno natural, podría disiparse en los siguientes días pero sus efectos podrían prolongarse hasta dos meses o más, según las condiciones climáticas; y serán las autoridades sanitarias, las encargadas de levantar la veda para los moluscos, que se producen en las costas del estado.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas