Connect with us

Opinión

El derecho al agua

El derecho al agua

Mientras los cárteles de la droga, traían de cabeza a Felipe
de Jesús Calderón Hinojosa, y el presidente legítimo de México, era el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador; sin perder el tiempo el mexiquense Enrique Peña Nieto, se enfilaba a la presidencia de la República. Mientras tanto, la Asamblea General de las Naciones
Unidas, reconocía explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento.

Era el 28 de julio de 2010, la corrupción y violencia del país
pululaban escribiendo con sangre la política nacional; las redes sociales se llenaban de descalificaciones contra Felipe Calderón por parte del líder de izquierda, y se hacía público como el entonces gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, había
conspirado dos años antes con Elba Esther Gordillo, para derrotar a López Obrador.

En aquel entonces a través de la Resolución 64/292, la ONU, exhortó
a los Estados a proporcionar recursos financieros, capacitación de personal y tecnología a proporcionar y garantizar el suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible para todos.

Hoy 10 años después. La corrupción en México está al por mayor;
la violencia y poderío de los narcos sigue creciendo; Calderón, aún actúa como borracho; Peña Nieto, libre; y en prisión, tal cuota política el exgobernador tamaulipeco; mientras que la maestra renació en el Obradorismo y el actual presidente de México se
convirtió en lo que siempre criticó, encima, no garantiza el abasto de agua y el saneamiento, siendo esto esencial para la realización de todos los derechos humanos.

Ahora, mientras México y sus gobernantes ruegan por la llegada
de medicinas, pero quitan y desaparecen programas de estímulos económicos a la ciencia, presumen alianzas comunistas y aplastan la democracia como a los organismos no gubernamentales; el derecho al agua sigue siendo un asunto sin importancia para el gobierno
federal, aunque se pierdan 10 mil litros del vital líquido por segundo, lo que podría poner en peligro en los próximos siete meses, a unos 900 mil pobladores de Tamaulipas y Veracruz.

Tanto Blanca Elena Jiménez Cisneros, Directora General de la
Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), como el gobernador Cuitlahuac García Jiménez, también de Morena, tienen conocimiento de la fuga en el Estero El Camalote, ubicado entre Veracruz y Tamaulipas, y a pesar de que se pierde lo equivalente a una “laguna del
Carpintero” al día, más los casi 400 mil pesos trimestrales que el Gobierno de Tamaulipas, le paga a la CONAGUA a través de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA), de la Zona Conurbada por derecho al uso del agua para el abasto en
servicio a la comunidad de la Zona Metropolitana de Tampico y una fracción del norte de Veracruz, ambos han decidido no atender esta grave problemática que para el verano, podría agravar la pandemia y los problemas de sanidad en el noreste de México.

Son 22 kilómetros del estero “El Camalote”, y tiene hasta tres
fugas que se subsanan temporalmente, como en el año 500 antes de Cristo, con tablestacados de palos y maderas, costales llenos de arcilla y un desgaste humano impresionante de los trabajadores sindicalizados de la Comapa 24/7, y su par en Altamira con gastos
económicos de hasta 100 mil pesos en cada llenado de costales.

Son años sin que el Gobierno Federal actúe para la inversión
de una obra de mayor durabilidad como la construcción de un dique de acero para que mañana la Industria, no se quede sin agua, sus empleados no pierdan el trabajo y los norveracruzanos sin el vital líquido, porque antes que nadie, el día de mañana que se
tenga que hacer el tandeo del agua, la gerencia general de la COMAPA a cargo de Jorge Federico Rivera, está obligada a garantizar el suministro a los tampiqueños antes que a nadie.

Debe quedar muy claro que el agua es un derecho humano, no un
capricho, y en Tamaulipas, esto se ha subrayado hasta el cansancio. Tanto que los ahora diputados federales de Morena cuando militaban en el PRI, había exigido obras definitivas que solucionarán el problema del Estero El Camalote, solo que hoy el ratón de
los dientes les comió la lengua y el muy travieso les puso una colita más larga.

davidcastellanost@hotmail.com

@dect1608

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Principales

More in Opinión