Connect with us

Opinión

Gracias PRIAN

Gracias PRIAN

A finales de la década de los 90 y principios del 2000, en ese momento era una odisea juvenil que los agentes de tránsito detuvieran a un conductor por incumplir el reglamento y éste de pronto dijera: “soy de la compañía”; una frase corta pero poderosa que le abría camino en medio de la noche o madrugada como si nada hubiera pasado.

“El paraíso”, así se le identificó por muchos años al estado norteño de Tamaulipas, particularmente a la zona Metropolitana de Tampico, al sur de esa entidad vecina de Texas, Estados Unidos.

Dicen los historiadores y especialistas en el tema del narcotráfico, que en aquellos años en la región costera se paseaban sin temor, ni complicaciones familiares y grandes capos mexicanos; la Playa de Miramar, por su belleza y las riquezas gastronómicas como arquitectónicas que tiene Tampico, era considerado como “el paraíso”, aquí nadie podía hacer nada fuera de la ley.

Pero años más tarde, casi al final del sexenio de Vicente Fox Quesada, comenzaron a registrarse los primeros ejecutados. Era el inicio de la gran fractura entre el cártel del Golfo y su grupo armado Los Zetas, escisión que llenaría de dolor, angustia, sangre, explosiones y muerte a lo que un día fue el paraíso del Golfo de México.

Quizás va a ser difícil aceptarlo porque lo más fácil es recriminar y juzgar, pero la tensa paz, tranquilidad y ritmo de vida, alejado de las situaciones de riesgo de alto impacto que ahora se vive en Tampico: mucho  tiene que ver con el esfuerzo del ex titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sí, enviado especial del expresidente Enrique Peña Nieto para restaurar la paz en el complicado estado de Tamaulipas.

Y ese resultado heredado por Peña Nieto al actual gobierno federal, se comenzó a forjar con el exmandatario estatal priísta Egidio Torre Cantú, luego se dieron resultados más rápidos y palpables con Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien a la fecha presume ser el primer gobernador panista en la historia tamaulipeca; el otro logro fue haber mantenido esa tranquilidad con la llegada de la Cuarta Transformación. Mérito de sobra a la Secretaría de Marina, Defensa Nacional, extinta Gendarmería, así como a los policías estatales bien nacidos como a la sociedad civil que siempre exigió duro a los gobernantes.

Aún con el dolor de todo el sufrimiento, sin echar campanas al vuelo, ni cantar victoria; hoy en la zona sur de Tamaulipas se mantienen altos niveles de tranquilidad como hace muchos años no se habían visto en la región, a esto dicen que es producto del trabajo del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, generando con ello más inversión y dinamismo comercial, así lo ha dicho el alcalde de Tampico, Jesús Nader Nasrallah.

Claro, él tiene razón, es verdad. Lo que parecía interminable, hoy permite mirar al horizonte con más ánimo, y si politizamos es gracias también al PRIAN que se fajó para meter orden en gran parte del estado como a la Cuarta Transformación que hace bien no moverle al tema pues el “cabezón” está dando resultados.

Ojalá que en 2021 donde inician de lleno las campañas, los grupos políticos no comiencen a hacer locuras y se pierda el presente entendimiento.

¡Feliz Año Nuevo México!

davidcastellanos@hotmail.com
@dect1608

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Principales

More in Opinión