Connect with us

Ciudad Madero, Tamaulipas.- La Guardia Nacional y personal antidisturbios de la denominada “Fuerza Tamaulipas”, debatieron ante unas 800 familias que invadieron un predio de 25 hectáreas cerca de Playa Miramar, en el que figura como propietario el ex dirigente del PRI Tampico, Benito Torres. Los presuntos invasores portaban machetes, palos y piedras para defenderse de los policías estatales.

Desde el viernes pasado, representantes de 800 familias del sur de Tamaulipas ingresaron para acampar en la propiedad que según datos históricos perteneció  a Ferrocarriles Mexicanos, posteriormente al Ayuntamiento de Ciudad Madero, y finalmente acreditado a un grupo de particulares.

Este domingo un centenar de efectivos antidisturbios de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, acompañaron a Alonso Franco Puebla, supuesto dueño del terreno ubicado en el bulevar costero de la Playa de Miramar, la joya turística del estado tamaulipeco pegado al Golfo de México.

Luego de varias horas de alegatos entre los “paracaidistas” y el comando de policías, arribó con armamento de grueso calibre personal de la Guardia Nacional, y debatió la situación con los elementos estatales, quienes gobernados por la paz y diálogo, buscaron un acuerdo entre Franco Puga y Lupita Mozo, líder del Proyecto Ciudadano Progresista en Posesión, quien figuraba como vocera de los presuntos invasores que buscan negociar con los propietarios para hacerse de un terreno.

Lupita Mozo, y sus allegados portaban dos gruesos expedientes que datan de hace más de una década, mientras que Alonso Franco Puebla, defendió la tenencia de la tierra con un fajo de documentos   menor al que tenían los allegados a Jesús Andrade Gallegos, quien según el expediente 1452/08 del Juzgado Noveno de Distrito, y la escritura pública un mil 980, presume son propiedad de su representado el empresario y constructor Benito Torres Ramírez, ex dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Tampico, y financiador de campañas políticas en Tamaulipas.

Los manifestantes dijeron que el presidente Andrés Manuel López Obrador, tenía conocimiento de su movimiento y vitorearon la llegada de la Guardia Nacional con porras y hurras como “el pueblo unido jamás será vencido”.

Finalmente se quedaron en el terreno de 25 hectáreas y no se comprobó con documentos jurídicos, ni bajo la orden de algún juez federal la tenencia de la tierra para algún particular específico.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas