Conéctate con nosotros

Elementos de la policía militar y federal detuvieron el paso en Chiapas a alrededor de 1 000 migrantes centroamericanos con rumbo a Estados Unidos.

La caravana migrante había partido temprano de Ciudad Hidalgo en la frontera entre México y Guatemala, en su camino al país norteamericano tenían que pasar por Chiapas. Ahí 200 elementos policíacos escoltaron a los migrantes y cerraron carretera cera del municipio de Metapa.

Testigos afirman que los agentes no portaban armas, pero mostraron fuerza al cumplir las ordenes de subir a los migrantes a los autobuses para llevarlos a un campamento en las afueras de Tapachula, que ha sido asilo para migrantes.

Fuente: sipse

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Nal / Int