Conéctate con nosotros

@dect1608

El castigo cruel y sanguinario del mundo para con el ser humano, evidencia una falta de amor y corazón. El cantante colombiano Juan Esteban Aristizábal, mejor conocido como Juanes, lo escribió hace más de 20 años en “La Tierra”, canción que interpretó mientras pertenecía a la banda Ekhymosis liderada por el músico Andrés García.

Al paso de los años la violencia que se concentraba en algunos países de Latinoamérica creció territorialmente hasta apoderarse de casi todo el continente, si acaso Canadá es el menos conflictivo, pero Estados Unidos y sus pistoleros estudiantiles, de igual manera gritan a balazos el sufrimiento de la descomposición social sin parecerlo, desde el primer mundo también lloran, sufren y derraman sangre como los jóvenes latinos, todos sin distinción de color han padecido la culpabilidad de nacer inocentes, aprendiendo a sobrevivir en esta que parece una violencia sin fin.

Recientemente se reactivaron los preparativos para la Feria Tamaulipas, evento a beneficio del sistema DIF estatal que sufrió algunos ajustes en fechas debido a las elecciones del 1 de julio, sin embargo, la idea de continuar desarrollando una feria 100 por ciento familiar donde la gastronomía, cultura, tradición tamaulipeca siga siendo expuesta al país y sus visitantes extranjeros, se estima comience a mediados de octubre y para el 27 de ese mismo mes el cantante Juanes, se presente en el teatro del pueblo para interpretar sus canciones por primera vez en la historia de la capital tamaulipeca.

La música y letra del colombiano desde que estuvo en Ekhymosis, siempre ha externado el sentir social, la demanda ciudadana y la sensibilidad humana; tener a Juan Esteban en Tamaulipas, una entidad donde los jóvenes de 14 años son los que más han muerto en enfrentamientos armados entre grupos delictivos, debe ser una buena señal de que la violencia e inseguridad no solo se ataca a balazos por parte del gobierno local.

Tan solo en el presente año, alrededor de 6 mil 900 menores de edad, fueron recibidos por la área de Prevención del Delito de la Procuraduría General de la República (PGR), ¿la culpa es del gobierno?, ¿de sus padres? O es simplemente la inocencia perdida de los jóvenes. Lo que sea, el asunto es que siguen siendo reclutados por la infinidad de cárteles que operan en Tamaulipas y México, creo que hay más células de uno u otro grupo delictivo qué universidades privadas en la entidad.

No estoy diciendo que Juanes acabará con la violencia, pero sí estoy dejando en claro que se deben utilizar todas las formas necesarias para crear conciencia, la música es criticada a veces por ser una oda al narcotráfico, que en esta ocasión sirva para subirle todo el volumen y concientizar, que se ocupe para romper estigmas arraigados que identifican a Tamaulipas  como un estado violento por naturaleza; utilicemos la influencia de tipos como el colombiano Juanes.

Los jóvenes mexicanos están convirtiéndose en sicarios… que suene la guitarra, y menos balas.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión