Conéctate con nosotros

Pese a que desde hace meses los grupos de sexto año de la primaria «Amado Nervo» en Altamira, estudian en salones prefabricados y cuando hace mucha calor en el patio bajo toldos, el director del plantel asegura que todo está bien.

Algunos padres de familia se han quejado en redes sociales, sobre las condiciones en que sus hijos toman clases, esto debido a que 3 salones fueron derrumbados y 1 más está siendo rehabilitado al resultar dañados en su infraestructura por las lluvias registradas en los dos últimos años

Sin embargo los trabajos llevan ya al menos 4 meses y a decir del director Fernando Vargas Marroquí restan 5 más para que la obra se concluya y los alumnos puedan al fin estar en una aula.

«Los papas saben de la situación hasta ahorita, han comprendido que es una obra que tarda y no queremos que una situación se presente que por mala construcción se tuvo que derrumbar hay que esperar que todo se haga bien es una obra grande que tiene su proceso».

Dijo que considera que los alumnos están obteniendo conocimientos en condiciones idóneas, aunque aceptó que en algunas ocasiones tienen que ser sacados al patio para estudiar bajo toldos esto debido al calor que se siente en las aulas provisionales de madera, pero fuera de eso expresó todo esta bien.

Son en total 56 estudiantes de sexto año los que están tomando clases en «aulas» de madera, mientras que 35 más están en un pequeño salón que no cuenta con puertas ni ventanas.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sur de Tamaulipas