Conéctate con nosotros

Ciudad Victoria, Tam.- Cada año se están presentando mil nuevos casos de tuberculosis pulmonar, por lo que se vienen desarrollando acciones para disminuir el número de pacientes, aseguró Alejandro García Barrientos, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud estatal.

Con estas acciones, indicó, se busca reducir el número al 50 por ciento para los próximos tres años, y en ese sentido, los pacientes con tuberculosis todos se encuentran en un tratamiento al cien por ciento.

Expuso que las estrategias que vienen desarrollando tienen por objetivo contener el número de trasmisión de esta enfermedad, pues se hay casos que son farmacoresistentes, y se cuida que estos pacientes no continúen transmitiendo.

Admitió que a través de esta mecánica, aparecen los nuevos casos por la migración que pasa por Tamaulipas y con el contacto directo con pacientes que no se alcanzan a detectar.

Sin embargo, aclaró que algunos pacientes han tenido complicaciones por abandonar el tratamiento, y al abandonar eso, la enfermedad se hace multiresistentes o farmacoresistentes.

“Y  estos pacientes se mandan a estudios que en el laboratorio estatal y en el Indre, en la ciudad de México y para cuando los dictaminan en ocasiones a veces pasan dos meses”, señaló al precisar que en ese sentido la Secretaría de Salud se encuentra desarrollando acciones para detectar nuevos casos en una etapa de primera infección que es cuando la enfermedad no es trasmisible.

Luego de haberlos detectado, los someten a un tratamiento al cien por ciento, donde consideró necesario, exista una persona que esté al tanto de que lleve al tanto su tratamiento por seis meses.

Pues dijo, que a veces la enfermedad no se cura, porque los pacientes al pasar un mes sienten una mejoría y abandonan el tratamiento.

Para que los pacientes cumplan con sus tratamientos, el funcionario estatal, destacó la necesidad de que un director de centro de salud, director de servicios de salud o un familiar se convierta en un padrino para que estén al tanto de ellos y les explique a toda la familia sobre la enfermedad y conozca los cuidados que deberían tener los pacientes.

“Y no dejar que se confíen de que como ya se sienten bien ya no quieran continuar con el  tratamiento, entonces el padrino va a estar supervisando que los seis meses el paciente tome sus pastillitas diarias”, puntualizó.

Info / Heraldo de Tamaulipas

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Corresponsales