Conéctate con nosotros

@dect1608

Operaciones militares de bombarderos rusos en territorio sirio el pasado 30 de siempre de 2015 significaron la intervención directa de Rusia en la Guerra Civil Siria. Vladimir Putin firmaba su alianza con el presidente sirio Bashar Al-Asad, contra el Estado Islámico y diversos grupos armados incluidos Al- Qaeda.

El suelo ruso ha sido víctima de por lo menos 50 atetados terroristas en los últimos 22 años estando detrás de la mayoría de estos los rebeldes chechenos, pero tal parece que el ISIS quiere meterle más tensión y estallido amenazando con atacar el mundial donde se espera la llegada de más de un millón de turistas entre el 14 de junio y 15 de julio de 2018.

A mediados de octubre el Estado Islámico a través de sus medios de difusión comenzó a circular imágenes en las que amenaza directamente la organización del certamen deportivo más popular del mundo, haciendo uso de fotografías de los estadios cedes del mundial, los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump y de Rusia, Vladimir Putin; así como de figuras deportivas relacionadas al fútbol como Didier Deshamps, estratega de la selección de Francia y los jugadores sudamericanos Neymar y Messi, ambos fuertemente identificados con el club catalán Barcelona de la Liga de España que con sus selecciones o clubes actuales, tal es el caso de Messi y la Selección de Argentina o del brasileño quien ya milita en el PSG de Francia.

Antes de su polémica independencia, Cataluña fue atacada por ISIS el 17 de agosto cuando se registró el atropellamiento masivo en el paseo de Las Ramblas de Barcelona.

Anterior al atentado en Barcelona, el Estado Islámico, se adjudicó la explosión en el metro de San Petersburgo, Rusia donde cerca de 20 personas murieron en estos hechos registrados en abril de este 2017, y después el tiroteo en Las Vegas registrado el 1 de octubre, otro ataque masivo que se atribuyó ISIS.

Entonces fue a mediados de octubre que a través de sus agencias de noticas el Estado Islámico comenzó a difundir posters amenazantes con textos como «Esperen por nosotros» o «Solo terrorismo».

Uno de los primeros flayers en el que predomina el color rojo, teniendo como primer plano un soldado yahidista que porta una AK-47 y con su mano derecha el dedo índice indicando que no hay más Dios que Alá, deja ver su reloj de pulsera mientras que el soldado posa alado del logotipo oficial del Mundial de Rusia 2018, seguido de una bomba que en ella tiene la bandera del Estado Islámico.

En la primera fotografía diseñada por ISIS, utilizó la imagen de Trump y Putin,  sin embargo el jugador argentino Lionel Andrés Messi Cuccittini, quien ha vivido más tiempo en España que en su natal Argentina, es el emblema deportivo que hasta hoy más utiliza la propaganda amenazante del yihadismo.

En la primera aparición de «Leo» como víctima del Estado Islámico, se le muestra enrejado vistiendo el típico traje anaranjado de los prisioneros y en el pecho a la altura del corazón su nombre Leonel Messi, abajo un número de cuatro cifras del cual solo se pueden apreciar 98 ¿? 2; pero lo que más ha llamado la atención de este póster que fue acompañado con la leyenda «Solo terrorismo» es el ojo izquierdo del astro argentino, ya que su párpado inferior tiene una hemorragia que simula incluso lágrimas de sangre.

Pero fue en el último fin de semana de octubre que se publicó la que es hasta ahora la última advertencia terrorista. Nuevamente aparece el argentino Messi, en esta ilustración  es acompañado del brasileño Neymar da Silva Santos Junior, quien a diferencia de su amigo el «10» de la albiceleste a quien ya se le aprecia decapitado, el jugador carioca esta hincado con las manos atadas y con un gesto de desgracia mientras su verdugo porta en la mano izquierda la daga con la que se presume también cortara su cabeza.

Hasta hoy las imágenes tiene relación con los atentados más recientes; incluso Francia fue la primera víctima cuando en el amistoso entre la selección francesa y Alemania un grupo armado intentó poner diversas bombas en el Estadio de Francia pero fueron rechazados por la seguridad que detectó sus tickets eran falsos, al negarles el acceso decidieron seguir con el plan pero cambiaron la dirección del ataque y abrieron fuego contra algunos bares aledaños al estadio, arrebatándole la vida a más de 100 personas. Ese 14 de noviembre de 2015 también se registró una explosión  y el Estado Islámico se atribuyó los atentados.

Se dice que el Mundial de Rusia será el más caro de la historia y aunque los expertos se refieren a lo económico, ISIS parece tener seguro su pase al mundial mientras que Argentina le sufrió y apenas se vivirá el repechaje.

davidcastellanost@hotmail.com

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión