Conéctate con nosotros

El motín del Penal de Cadereyta, donde murieron 18 personas, fue causado por internos adictos a las drogas que asaltaron la farmacia del reclusorio, declaró el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

De acuerdo con ‘El Bronco’, el control en el centro penitenciario es tan férreo que impide el paso de estupefacientes y eso afectó a los reclusos, quienes se amotinaron dos veces, el 10 y el 11 de octubre.

“Se robaron la farmacia, secuestraron a los que estaban ahí, se pusieron hasta el cielo y las consecuencias son las que hoy tenemos”, señaló el mandatario.

El gobernador aseguró que las autoridades han iniciado sus labores para brindar máxima seguridad al penal.

Fuente: Periódico ABC.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noreste