Connect with us

Esto ha generado un clima de preocupación entre propietarias y propietarios de ranchos dedicados a la crianza del Venado Cola Blanca.

Existen ya iniciativas de ley en el Senado de la República y en el Congreso de la Unión para prohibir la caza deportiva, esto afectaría a cuando menos mil 200 ganaderos y ganaderas de la Asociación Nacional de Ganadería Diversificada (ANGADI).

Ahora se han lanzado para prohibir la cacería deportiva, hay varias iniciativas en el congreso y senado que traen esa prohibición, comentó Trinidad Benavides García, presidente de ANGADI Nuevo Laredo.

“Existe la intención de que se apruebe una Ley General de Bienestar Animal, que si se aprueba sera nueva, incluye la prohibición de la caza deportiva, pesca deportiva, las charreadas y no quieren que los animales aparezcan en ningún tipo de espectáculos, creo que se les fue la mano con esas iniciativas”, afirmó Benavides García.

Se espera por lo tanto, que representantes del estado en el congreso hagan foros para concientizar a la gente a la cual se le paso la “mano”, incluso pareciera que quieren que los animales trabajen seis días y tengan el séptimo como descanso.

Pero también hay otra ley, a la cual hay que ponerle atención, se hizo la propuesta en el senado el 24 de octubre por la senadora Ninfa Salinas Sada.
“Ella propone que México cuente con una Ley General de Biodiversidad, la cual incluye absorber a la Ley General de Vida Silvestre y esa es la que permite la caza deportiva. Esto sin duda alguna que servirá para reformar la Ley de Vida Silvestre y también para proteger el medio ambiente que están muy relacionados”, agregó.

Es bueno que se cuente con una ley para la vida silvestre, ninguna especie se ha mejorado a través de las prohibiciones, es como cuando prohibieron el alcohol en Estados Unidos, fue cuando más lo consumieron las personas.

Para concluir, Benavides García, señaló que existe el sentir de que representantes ante el congreso, solamente tratan de justificar sus honorarios, son solo buenas intenciones, no se debe permitir que se vayan al extremo y perjudiquen actividades que generan un periodo de extinción de la fauna debido al crecimiento de la caza furtiva.

Por: Feliciano Diéguez

 

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales