Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Lo que se considera como centro de Nuevo Laredo, es totalmente diferente a lo que existe apenas cruzando López de Lara, hacia el poniente.

La frontera en Nuevo Laredo, no es el Río Bravo, hay una frontera económica, social y cultural que divide en dos a la ciudad.

Esa frontera, es la avenida López de Lara, que divide al Nuevo Laredo del “centro” y al poniente de la ciudad la zona más poblada, dijo Manuel Antonio Jiménez Castillo,
Investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) de Nuevo Laredo.

“Lo que he encontrado básicamente es la ruptura de un prejuicio, la gente piensa que la frontera es la que los divide con Laredo, Texas., pero la verdadera y real, la que marca el destino de la ciudad, es la que divide Cesar López de Lara, es invisible, pero patente porque separa una parte de la ciudad, el centro y otra que es el poniente, es una demarcación fundamental es como una espada que atraviesa y divide en dos”, enfatizó Jiménez Castillo.

Una de las particularidades más importantes, añadió es que hay más comunicación de cada una de esas dos partes con Laredo, Texas., que entre ellas mismas.

Las personas que viven en el centro, piensa que viven en Nuevo Laredo, pero no es así, el centro es lo marginal, porque si es la parte pequeña, la reducida, entonces esta parte sería la periferia.

“Hay ejemplos patentes, un conductor de transporte público, conduce diferente, el mismo conductor, en un mismo día, conduce diferente en lo que es el centro, pero apenas cruzando López de Lara, conduce agresivamente, viola las normas de seguridad, hay otras que aparecen en forma espontanea en el propio conductor”, comentó.

Las personas que viven en el centro de Nuevo Laredo, en su gran mayoría no conocen el poniente, para esas personas es una materia oscura y gris, aunque sea la mayor parte de la ciudad.

Del poniente no se sabe nada, nadie sabe de lo que pasa a nivel académico, es sencillo el porqué, las personas que se dedican a la política, que trabajan en Colef, Universidades, viven alejados y alejadas de la López de Lara, viven en lo que llaman el centro.

“Es necesario que se estudie al poniente como un centro de investigaciones, Colef se podría encargar de ello, yo conocí una colonia del poniente y comprendí la diferencia cultural, económica y social, el problema va mas allá, el problema no es el poniente, se ha averiguado que cuando la desigualdad es tan grande, también afecta al centro, el centro esta indemne, es lo determina cómo está el poniente”, señaló.

En el centro la vida de la gente es muy cerrada, muy mono nuclear, el poniente es para ellos y ellas desconocido, lo incierto, lo que provoca miedo, donde no hay que salir tarde.

Existe un problema de legitimización, hay niñas y niños que consideran que los policías son malos, no es justo, pero es normal que suceda eso, porque es una parte de la población donde los recursos públicos no llegan, es entonces cuando aparecen figuras que los proveen de lo que les hace falta y que el gobierno no les hace llegar, concluyó el investigador.

Por: Feliciano Diéguez

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales