Connect with us

@dect1608

Con catrinas, ofrendas y fotografías de los seres queridos que ya partieron y hasta de las mascotas muertas, los mexicanos honraron y recordaron a sus difuntos e incluso los desaparecidos, fueron rememorados.

En el sur de Tamaulipas la festividad, comenzó con la muestra de altares flotantes que vistieron La Laguna del Carpintero, situada en la cuidad de Tampico, un atractivo turístico de arraigo que se encuentra en medio de la zona metropolitana. Allí las autoridades municipales dieron inicio al Xantolo tamaulipeco.

Fueron actividades diversas las que se realizaron en los municipios del estado, desde presentaciones teatrales y cinematográficas en cementerios, hasta collage de fotos y poemas como hizo la Dirección de Cultura de Tampico a cargo de Diana Zamora, quien involucró a la sociedad en general para impulsar el movimiento «Mantener la memoria es mantener la vida».

xantolo-halloween

Precisamente fue la barda del cementerio principal de Tampico donde unas 200 familias llevaron el retrato de sus difuntos, algunos optaron por tapizar el muro con fotografías de algún ser querido que desapareció víctima del crimen organizado, la intención de la funcionaria municipal es fortalecer esta tradición que es la más representativa de la huasteca.

El respaldo y la confianza en el proyecto, permitió que los tampiqueños pudieran tapizar los 80 metros de barda, fue una labor llena de colorido y amor en donde se fusionó de manera inédita el trabajo de la autoridad municipal y la sociedad civil, mientras artistas visuales y escritores tamaulipecos también plasmaban en el muro algún poema junto a los rostros que este 1 y 2 de noviembre revivieron con el recuerdo.

Según reveló Valentin Arias, Jefe de Proyectos de la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Tampico, la idea original fue del maestro Miguel Ángel Camero y que luego de conocerla para él, su única opción, fue impulsarla ya que de eso se trata el servicio público, «escuchar y estar cerca de la gente, que sepan que tienen unos locos amantes a la cultura».

Por cierto con la festividad del día de muertos, se clausuró la tercera temporada de la Casa del Terror en el museo alternativo Casa Gándara, un proyecto realizado por un par de jóvenes no mayores de 25 años quienes durante todos los fines de semana del mes de octubre, revivieron las solitarias noches del centro histórico de Tampico, haciendo que muchos visitantes acudieran a la casa más tenebrosa de Tamaulipas y del noreste de México, que si bien es cierto es más apegado al Halloween, no deja de ser una alternativa sana y divertida para la juventud tamaulipeca que clama más actividades como esta que culminó con gran éxito.

davidcastellanost@hotmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión