Connect with us

 

Nuevo Laredo Tamps.- Para continuar el apoyo al Banco de Alimentos y la campaña “Por un México sin Hambre”,  el equipo de futbol, Bravos de Nuevo Laredo y sacerdotes locales, disputaron un partido en donde el costo por la entrada fue de un kilo de ayuda.

Antes de ese juego, los Bravos jugaron contra el equipo Armadillo Ébano de San Luis Potosí, con el que arrancó la temporada de manera oficial el escuadrón de casa. El resultado no los favoreció

El partido se realizó en las instalaciones de la Unidad Deportiva Benito Juárez, en la colonia Viveros, e invitaron la ciudadanía.

Todo lo recaudado fue a beneficio del Banco de Alimentos y Cáritas de Nuevo Laredo, que a su vez será entregado en despensas a aquellas familias más necesitadas de la ciudad.

Por Verónica Cruz Frías

 

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales