Conéctate con nosotros

@dect1608

El general brigadier, José Marines Juárez, fue acuartelado en el búnker de la Secretaria de Seguridad Pública del Gobierno de Tamaulipas (SSPTam) luego de ganarse el repudio de los tampiqueños que en redes sociales lo atacaron por llamarlos a perder el miedo y enfrentar a los delincuentes.

«¿A poco el tamaulipeco le tiene miedo a las pistolas de plástico? ¿A poco no pueden someter a este tipo de gente? Ya estuvo bueno de que les tengan miedo», dijo en una entrevista el general nacido en Michoacán, entidad donde surgieron las autodefensas, allá donde los criminales por mero gusto y placer, se quedaban con las hijas, hermanas, esposas y amigas, todo esto acabó cuando los ciudadanos les enfrentaron; José Marines, no es más que un vástago de donde la tierra y las propiedades se defienden… Pero general, aquí no es Michoacán, no se equivoque.

Al general José Marines, lo tenían acorralado los medios de comunicación que lo entrevistaron en ciudad Madero, cuando la Secretaria de Marina, estaba por activar su operativo de verano. Una oleada de delitos del fuero común, tiene paralizada la región sur de Tamaulipas; Marines, no podía defender lo indefendible, la delincuencia gobierna en la zona y su naturaleza de militar entrenado para matar todo aquello que huela amenaza contra la nación, lo llevó a declarar lo que tenía que silenciar, se olvidó que en los puestos políticos, se dice lo que la gente quiere escuchar, más no, lo que sucede en realidad.

Marines, no está facultado para evidenciar la falta de apoyo del gobierno para conformar una policía digna que cuide a la raza de Tamaulipas; el general brigadier, si declaraba que su barco es la seguridad y bienestar del ciudadano y que el capitán se hunde con la nave, nadie le iba a creer y los ataques de igual manera iban a surgir, así que en una postura característica del personaje, expresó sin filtro lo que le vino a la mente, tal y como lo ha hecho todo el tiempo.

Ahora que Marines Juárez, tiene un destino incierto en el organigrama de la SSPTam, podría estar siendo requerido por el actual Secretario de Seguridad Pública de San Luis Potosí, el general Arturo Gutiérrez García, quien en octubre de 2014, cuando ocupaba el mismo puesto en la dependencia de seguridad tamaulipeca, lo mandó llamar del retiro para convertirlo en coordinador de seguridad para la zona sur, justamente cuando el cártel propietario de Altamira, Madero y Tampico, tuvo una fractura interna, tiempo en el que Gutiérrez García, requería de alguien de entera confianza que no se rajara y nombró a este bravucón general que desde un principio no compaginaba con la comunicación política del gobierno de Tamaulipas que gusta de callar todo, de hacer como que no pasa nada.

Pese a que la sustitución de Marines, no ha sido confirmada, se dice que podría llegar a su lugar el Capitán Juan Chompa González, quien ya estuvo como delegado de seguridad por la zona y sus elementos lo recuerdan como un personaje muy amigable y servicial con las mujeres; sobre los resultados como jefe policiaco, no hay mucho o nada que informar. De concretarse el cambio de Marines, el que le siga se estaría convirtiendo en el cuarto militar en asumir el control de la lucha contra la delincuencia para la zona sur de Tamaulipas en menos de tres años, evidenciando que llegue quien llegue, si no hay policías, ni armamentos, tampoco patrullas y ganas de hacer bien las cosas; podrán nombrar a Batmancito como coordinador de la Policía Estatal Acreditable y los resultados serán igual de desfavorables.

Por ahora, los tampiqueños están recibiendo un placebo que les brinda ese efecto perfecto de presunta solución a los problemas que no le exigen a los gobernantes y solo dedican a expresarlo en redes sociales.

davidcastellanost@hotmail.com

1 Comentario

1 Comentario

  1. Manuel

    21 julio, 2016 at 10:41

    Más cuidado, que las redes sociales son un medio de comunicación (gracias a las cuáles la mayoría de las personas leerá tu artículo). Y ese «sólo en las redes sociales» es de las pocas armas que la gente tiene, pero una muy fuerte (la segunda, después de las urnas, y si no mal recuerdo en las pasadas elecciones la gente YA LE PASÓ FACTURA A SUS «GOBERNANTES» de toda la vida).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión