Conéctate con nosotros

@dect1608

La entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Penal, según Peña Nieto, es la transformación jurídica más importante de los últimos 100 años. Para muchos policías de campo, significa un  pacto superior que acrecienta las posibilidades para que los abogados de criminales, puedan tirar todo proceso en contra de sus defensores.

En la actualidad ser policía es un doble riesgo, por un lado las balas de los sicarios y por otro, la oportunidad de cometer un error en el burocrático proceso que los lleve a la cárcel; así es como se percibe desde Tamaulipas el nuevo sistema jurídico, “una negociación pactada desde mero arriba”, han expresado algunos integrantes del Grupo de coordinación, formado por la Secretaria de Marina Armada de México, Defensa Nacional, Policía Federal y cuerpos policiacos del estado.

La madrugada del domingo, cerca de las 03:30 horas, se registró una balacera entre civiles armados y elementos de la Gendarmería Nacional en las inmediaciones de la Universidad IEST Anáhuac campus Tampico, no se reportaron muertos, lesionados o personas detenidas, sin embargo las unidades involucradas en la refriega pasaron hasta 12 horas en el lugar del combate, esto debido a los minuciosos trabajos periciales que van desde los indicios, fijación perimetral, fijación de los objetos,  levantamientos, embalaje, etiquetados, traslado,  y luego el papeleo; cadena de custodia, informe policial y la puesta a disposición  de los hechos. Un detallado protocolo, que si no se efectúa de la manera correcta, podría involucrar en una causa jurídica y hasta llevar a la cárcel al responsable  del peritaje. Por eso tanto tiempo las unidades refagueadas de los agresores, como de los policías federales agredidos. Esa fue la explicación que dieron de manera extraoficial, elementos de la Procuraduría General de la Republica (PGR), del área de periciales.

Fue tal vez la primera situación de riesgo registrada en la zona costa de Tamaulipas, ya con el nuevo sistema de impartición de justicia, que igual obliga a los policías, llevar de inmediato al delincuente con el médico para que lo certifique y de allí al Ministerio Publico. Pero en estos mismos hechos, se puso en tela de juicio el profesionalismo y capacitación de los elementos que integran el convoy agredido, ya que les fue imposible darle un solo tiro a sus agresores, tampoco tuvieron el tino de seguirlos con la mirada para ver hacia donde escapaban y a lo más que lograron, fue que los de periciales encontraran al interior de la camioneta tipo Cheyenne, armas de uso exclusivo del Ejército Mexicano, pero no así la captura de ningún presunto delincuente, pese a que se presume las fuerzas federales y del estado, activaron un operativo de búsqueda, detección y captura de los agresores, decimos agresores porque tampoco se notificó si fueron dos o más, pero en definitiva no fue un solitario pistolero… los que hayan sido, se les escaparon y por fortuna no hubo muertos

– sicarios o no, son hijos, son hermanos y los gendarmes son héroes que luchan por un mejor país, por heredar una paz que no se ve por dónde llegara-

davidcastellanost@hotmail.com

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión

  • Mentiras piadosas

    Los grupos políticos opositores al cabecismo, dictan que la Fiscalía General de Justicia del...

  • Paco Love

    David Ed Castellanos Terán@dect1608 Que irónico. El próximo mes de septiembre cumple 32 años...

  • ¿Qué mundo es el que conoces?

    Por: Zaira Rosaszairosas.22@gmail.com Hay un antiguo refrán que dice “cada quien habla como le...

  • Sombrero verde

    Terminó la espera. Por  fin el centro de México recuperó una de las fiestas...