Conéctate con nosotros

Revisando las imágenes satelitales de la selva mesoamericana, un joven investigador de tan solo 14 años de edad, encontró gracias a las estrellas, una serie de marcas entre la vegetación que parecían indicar la posición de una metrópoli perdida.

Un año después de que William Gadoury hablara de su hallazgo por la Agencia Espacial Canadiense, especialistas en teledetección confirmaron que las marcas encontradas en la selva no eran naturales.

En redes sociales expertos y aficionados peleaban que los mayas no construían sus ciudades en base a las estrellas, sino a las fuentes de agua y materias primas, decían unos; puede ser una plantación de marihuana, decían otros.
El joven que quiere ser astrónomo o arqueólogo, en una entrevista para la National Geographic, asegura que las críticas le ayudan a continuar y avanzar en su investigación.

“Creo que los científicos están celosos. Tienen miedo de las ideas nuevas. Tienen miedo de que sus ideas establecidas sean criticadas. De verdad que me gustaría que tuvieran la mente más abierta y escucharan otras ideas.”

William planea visitar Yucatán para demostrar que está en lo cierto pero necesita 100.000 dólares para poder llevar a cabo su investigación.

Fuente: Mystery Planet

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en CYEN