Conéctate con nosotros

Tampico Tamps.- Entre ocho y nueve meses se estima que dure la construcción del paso a desnivel que estará situado a la altura del monumento conocido como “El Barquito”, en la Avenida de la Industria del municipio altamirense, y ya los automovilistas que diariamente transitan por ahí comienzan a padecer la odisea que representan las dos únicas alternativas que tienen ante tal escenario: tomar atajos y desviaciones que además de extensos resultan peligrosos en algunos casos, o bien apelar a la paciencia para aguantar el retraso que implica atravesar el embotellamiento vehicular justo en ese punto.

María de la Luz L., empleada de una compañía trasnacional que lleva al menos dos décadas trabajando en el corredor industrial, explica a REPORTE NORESTE que diariamente debe pasar a recoger a su pequeño de 7 años al domicilio de un familiar que está situado en la colonia Roma, y al salir de la planta donde labora ha optado, de plano, por dar un enorme rodeo a través del boulevard Luis Donaldo Colosio, que la lleva hasta la avenida Tamaulipas y desde ahí regresa por la Monterrey a la parte norte de Tampico, zona en la que se ubica el citado sector habitacional.

Señala que ha considerado mucho mejor esa travesía que enfilarse por el camino más corto, la Avenida de la Industria, tomando en cuenta la experiencia que han padecido quienes trabajan junto a ella: “Decidí no usar esa opción, pero mis compañeros que abordan el transporte de la empresa dicen que es un caos total, desde la Maseca hasta El Barquito”.

Comenta además que un buen amigo le habló de otro par de opciones para no tener que dar la vuelta hasta callejón de barriles: cruzar por la entrada al sector Nuevo Madero, que hay sobre el corredor urbano, hasta llegar a la colonia Miramar y desde ahí buscar el crucero que sale por la parte trasera del área conocida como “igriega”, o atravesar, ya casi llegando a territorio maderense por el mismo libramiento oriente, el exejido El Contadero, para llegar al fraccionamiento Santa Elena y desde ahí salir por La Borreguera hacia la Sexta Avenida.

Pero añade que la misma persona le advirtió del inconveniente que significaría exponerse a transitar en medio de parajes ocultos y peligrosos cuando ya la tarde ha caído, riesgos de los que, sin embargo, dice no estar exenta circulando por todo el boulevard Luis Donaldo Colosio, como lo está haciendo actualmente, ruta que aparte aumenta la posibilidad de presenciar o participar en algún percance automovilístico.

Pero no todas las opiniones respecto a las obras del nuevo distribuidor vial, y los congestionamientos viales que representa pasar por ahí, son negativas, como lo hace ver Víctor Tovías, empresario que cotidianamente va y viene por la Avenida de la Industria a distintas plantas del corredor altamirense, quien expresa: “Tomen en cuenta que es una obra que será un beneficio por mucho tiempo”.

barqwuito3

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas