Conéctate con nosotros

Nuevo Laredo Tamps.- Colonos tienen temor, ante la proliferación de nuevas enfermedades infecciosas.

Vecinos y vecinas de al menos veinte calles de la colonia Nueva Era, llevan dos meses soportando los fétidos olores del agua residual que sale de una alcantarilla.

Es en el crucero de la Privada 20 C con Patricio Chirinos de la citada colonia, donde efectivamente inicia este derrame de aguas negras, y que se desplaza hasta por veinte calles, dejando a su paso malos olores y el peligro de infecciones para la población.

“Esta fuga ya tiene tantos días que ya se volvió parte de la colonia, el mal olor, las aguas negras corriendo por la calle forman parte de la Nueva Era, esto porque no hay dependencia o autoridad que se haga responsable de esto, simplemente se dedican a hablar o prometer pero la realidad está aquí”, comentó Alberto Santos Ramos, de apenas 17 años de edad.

Quien puede salir así a jugar o platicar un rato a la calle después de ir a la escuela o cumplir con las obligaciones, incluso en el interior de su casa el olor es persistente., añadió.

Otro de los jóvenes cuestionados, de tan solo 14 años de edad, comentó que no solamente es esta fuga, por la colonia hay infinidad de ellas, todas con meses de existencia, pero que nadie se atreve a repararlas.

“Ya nos hemos juntado, incluso ya se habló a Comapa para reportarla, pero no hacen caso, solamente dicen que ya tomaron nota, que en uno o dos días llegará la cuadrilla, pero no termina por llegar, entonces lo que nos queda es vivir así, en medio de agua podrida y con los malos olores”, concluyó Silvia Torres Anastasio, vecina de la Nueva Era.

 

Por: Feliciano Diéguez

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Corresponsales