Connect with us

@dect1608

Previo a  la visita del presidente de México, Enrique Peña Nieto a la ciudad de Reynosa, Tamaulipas; municipio frontera con Mc Allen, Texas en Estados Unidos. La policía local liberó a 45 indocumentados centroamericanos que habían sido raptados y encerrados en una casa de seguridad por un grupo criminal que trafica personas en el territorio mexicano pegado al Golfo de México.

Reynosa en la violentada Tamaulipas al noreste de México, es la ruta más corta entre Centroamérica y el vecino país del norte por lo que los inmigrantes eligen este camino para cumplir con su sueño americano, sin importar que tengan que enfrentarse al crimen organizado pues cruzar el rio Bravo que divide a los tamaulipecos de sus vecinos texanos es la única alternativa para encontrar une mejor vida.

Siempre que el presidente  Peña, sale de su residencia oficial conocida como “Los Pinos”, el lugar a donde vaya es “peinado” días antes por el Estado Mayor Presidencial, integrado por militares y marinos especialistas en comunicaciones, política exterior en materia militar y otras áreas; son estos egresados de los planteles universitarios militares los que primordialmente cuidan la vida del presidente en turno y por ahora se deben a Peña Nieto, quien visita un peligroso y políticamente desesperado Tamaulipas… el riesgo es alto.

Precisamente horas antes de que arribara el “hombre más fuerte de México” a la frontera de Tamaulipas, el Grupo de Coordinación, presumió la liberación de 45 inmigrantes: 44 de Guatemala y uno de Honduras, entre los liberados se encontraban, tres mujeres y cuatro menores de edad.

En un comunicado de prensa los policías locales de Tamaulipas, informaron que la liberación de los extranjeros indocumentados fue gracias a que recibieron una denuncia anónima que los alertó de una vivienda en la calle Puntal Malcom número 105 de la colonia Puertas del Sol, donde había gente privada de su libertad y al llegar al lugar el Grupo de Coordinación, logró la liberación de los secuestrados pero no encontró a ningún responsable.

Peña Nieto, visita Reynosa, mataulipas para cumplir con uno de sus compromisos de campaña que fue precisamente fortalecer el sistema de salud con la inauguración del nuevo Hospital Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), además se estima que simbólicamente desde el norte del Estado, también inaugure el otro recién construido, Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco” que se terminó de edificar a finales de 2015 pero que operativamente como el de Reynosa, tampoco está al cien por ciento.

davidcastellanost@hotmail.com

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión