Connect with us

Mientras el Senador panista, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, es “hoja por hoja” relacionado con el narcotráfico, que también se presume financió y tuvo vínculos con los ex gobernadores priistas, Manuel Cavazos Lerma, Thomas Jesús Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Javier Hernández Flores. El Congreso de Tamaulipas al servicio del gobernador, Egidio Torre Cantú, aprobó las cuentas públicas del Ayuntamiento de Reynosa (2006-2007) precisamente cuando Cabeza de Vaca, fue alcalde luego de ganarle en las urnas a Humberto Valdez Richaud, un candidato priista traicionado por su partido y víctima del crimen organizado.

La historia triunfal del reynosense, Cabeza de Vaca, se ha escrito a base de traiciones y victorias construidas desde el priismo tamaulipeco que está próximo a escribirle su nueva página triunfalista  con la llegada a la gubernatura del Estado –hasta hoy ese es el guion a seguir-. Cabeza de Vaca, al ser señalado como a otros priistas se convierte en un político de la misma calaña con la diferencia que este ambicioso tamaulipeco apenas quiere ser gobernador y si sus detractores políticos no lo matan, lo van a fortalecer.

Con tanta historia que hay por contar del ex alcalde de Reynosa y actual Senador de la Republica, en una de esas se publica alguna biografía no autorizada por el virtual candidato del Partido Acción Nacional a la gubernatura de Tamaulipas…. Bueno…. Cosas que suceden.

El día de la virgen de Guadalupe en menos de 180 minutos el Congreso de Tamaulipas, aprobó 168 cuentas públicas de alcaldías y organismos no gubernamentales. Como ya es sabido, fueron acreditadas las del polémico panista, pero no corrieron con la misma suerte la alcaldesa, Leticia Salazar Vásquez de Matamoros, Rogelio Villaseñor Sánchez, líder de Rio Bravo; Martin Ireneo Tovar González, potentado de Mainero; Antonio Barragán Castro, jefe de Palmillas; Cesar de la Garza Morantes, comandante de San Carlos; Juan Gabriel Castellanos, cabecilla en la administración de San Nicolas; Nathally Elena Contreras Villarreal, jefa en ciudad Guerrero y Juan Manuel Vela Rivas, líder del municipio de Cruillas; ediles que junto a sus Síndicos y Secretarios de Finanzas, tendrán que pagar entre 400 y mil 200 salarios mínimos por ser carentes de transparencia en el uso de los recursos públicos, pero obviamente ese regañito financiero, terminara siendo pagado por el pueblo.

Por cierto de estos alcaldes tamaulipecos señalados por la Auditoria Superior del Estado, la señora de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, será siempre recordada por conformar un grupo de guardaespaldas capaces de raptar y asesinar a tres menores de edad; Juan Gabriel Castellanos, tiene una demanda penal interpuesta por el periodista, Vicente García Herrera por golpes y amenazas y Rogelio Villaseñor Sánchez de Rio Bravo, por tener “cero en confianza” ya le cerraron las puertas de las reuniones regionales de seguridad, pues el haber tenido en la nómina municipal y como Director de Compras y Adquisiciones a Juan Manuel Rodríguez, conocido en la farándula como “Juan Perros”, acabó con su reputación.

davidcastellanost@hotmail.com

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión