Connect with us

@dect1608

La Sagarpa anda jineteando el dinero de los agricultores desde hace más de un año. Al menos a los trabajadores del campo tamaulipeco les deben más de cien mil pesos desde el 2014.

Para la Unión Agrícola del sur del estado de Tamaulipas que preside, Juan Manuel Horak Santoyo, la postura del Gobierno Federal, es peor que de los mismos delincuentes pues con la falta de pago desde hace más de 12 meses, pareciera que les están dando el tiro de gracia, pues los dejan sin recursos y todavía les quieren reducir el área de cultivo, como queriendo acabar con el campo mexicano, pero particularmente con la función del agricultor tamaulipeco que la mayor parte de la superficie es temporal.

La temporada de lluvias en 2015 fue prácticamente nula en Tamaulipas por lo que hizo de este periodo de siembre un momento difícil, aunado a ello, la operatividad del crimen organizado es elevada y para colmo la cosecha es mínima por lo que los agricultores demandan de manera urgente el pago que adeuda la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Alimentación, desde el ciclo Primavera – Verano 2014. Con ese dinero los tamaulipecos podrán comprar diésel, tendrán la oportunidad de trillar y empezar el nuevo ciclo otoño invierno en siembra; y para comprar semilla necesitan les paguen todo lo atrasado porque ya saben que los recursos para la cosecha actual serán mínimos y el rendimiento del campo tamaulipeco está muy por debajo de la media que normalmente se levanta.

Tamaulipas produce el 58 por ciento de todas las oleaginosas cosechadas en México y los municipios de Altamira, Mante y González en el sur de la entidad llegaron a producir hasta 140 mil toneladas, representando el 3 por ciento de la producción nacional, esto pese a que la Sagarpa,  los obligó desde hace años a reducir la superficie de siembra, prácticamente les han venido quitando cada vez más; recuerdan con amargura y desolación que cuando entró el briago, Felipe Calderón, fue cuando les dieron el primer “bajón” de 200 hectáreas a 103 hectáreas, después les volvieron a dar otro “tiro de gracia” los bajaron a cien mil pesos, luego a cien hectáreas y ahorita a 80 hectáreas,,, y así cada vez más los vienen reduciendo, cuando debieran ser para apoyarlos pues según el Gobierno mexicano, esos apoyos se sembraron para compensar las asimetrías que surgieron cuando los amarraron al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá, fueron creados según para compensar los apoyos que Estados Unidos daba a sus productores, por cierto allá pasando el rio, lo siguen haciendo y en mayor escala.

Procampo apoya con mil 500 pesos por tonelada a los agricultores mexicanos pero desde hace cinco años ha venido en retroceso el apoyo federal, orillándolos a buscar nuevas alternativas de vida, los del campo tamaulipeco y de los Estados productores de la República, esto ya no es redituable, el campo está siendo asesinado por el mimo gobierno, les están dando el “tiro de gracia” coinciden los tamaulipecos con su líder, Horak Santoyo, “realmente aquí no sale con 20 hectáreas, necesitas sembrar arriba de 50 u 80 hectáreas que es el mínimo que nos pusieron para poder subsistir una familia; si hay lotes de diez o 20 hectáreas pero no subsiste, o de plano no las siembran, o simplemente es algo alternativo ya que deben dedicarse a otra cosa, porque para vivir realmente de la agricultura debes sembrar por lo menos cien hectáreas para que puedas salir con todos tus costos y gastos», detalló en una breve entrevista, Juan Manuel Horak, uno de los hombres tamaulipecos que más presión ha ejercido al gobierno para que frene la embestida del crimen organizado en la zona costa de Tamaulipas.

davidcastellanost@hotmail.com

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión