Connect with us

@dect1608

Existen en la zona metropolitana del sur de Tamaulipas al menos unos 120 carteros; 65 para el servicio postal en Tampico; 35 más para ciudad Madero y  una veintena en Altamira, un municipio territorialmente extenso y complicado para la distribución de la mensajería por su desordenada urbanización. Todos celebraron al máximo su día y convencidos de que ni la violencia, ni el internet y la tecnología van a acabar con su oficio.

En promedio los carteros de la zona metropolitana de Tampico, caminan unos 12 kilómetros de diariamente, cargan cerca de 15 kilogramos de mensajería y trabajan poco menos de diez horas al día. Pero nada de esto se compara con lo arriesgado que se ha convertido su andar por las calles de la violentada Tamaulipas.

Este día del cartero, nos encontramos con la historia del señor Carlos Tinoco Ochoa que tiene 29 años en el oficio; expresa que desde su llegada al Servicio Postal Mexicano, los comentarios de que se iban a quedar sin trabajo eran diarios, que su profesión estaba llegando a su fin y que para el 2006 deberían estar buscando un nuevo empleo, pero cuál ha sido la grata sorpresa que a casi 30 años de que heredó el oficio de su papá, la mensajería sigue vigente y con mucho trabajo para el futuro, sin importar la modalidad del internet y las tecnologías de la comunicación.

Si bien es cierto que de 1986 a la fecha entrega menos cartas, el número de servicios por mensajería apenas se redujo de 600 a 400 sobres, pero la paquetería ha venido a la alza, pues cuando se hacía un reparto de 10 paquetes, hoy logra entregar medio centenar de envíos.

Desde la perspectiva de Tinoco Ochoa, cartero especializado de correos de México, el bajo costo del “timbre” comparado con el servicio de cualquier otra compañía privada de mensajería, es tan barato que la gente se sorprende, pues según explicó un paquete de unos cinco kilogramos que va de Tampico a la capital del país, anda en los 130 pesos en el Servicio Postal Mexicano y arriba de 600 pesos en otra empresa de reparto; una ventaja esencial para mantenerse vigentes en el mercado nacional.

No podemos estar más agradecidos con los carteros, pues bajo la lluvia o bajo el sol, en el frio o en el calor, siempre andan entregando las buenas y las malas noticias. Por todo su esfuerzo, por su dedicación y sobre todo por su valor muchas gracias, pues por más violento que sea un día en la ciudad de Tampico, siempre andan jalando.

davidcastellanost@hotmail.com

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión