Connect with us

Tampico Tamps.- El término «daño colateral» es hoy en día ampliamente utilizado y por demás conocido en el lenguaje común del mexicano promedio, pero una variante del mismo: la frase «gastos colaterales», comienza a ser ya parte del léxico que emplean los servidores públicos cuando hablan del costo que implica para el erario toda aquella erogación que se sale del presupuesto oficial.

Tal es el caso del costo que, ahora se sabe, acabaron por tener los mercados temporales instalados en los antiguos almacenes ferroviarios contiguos al puerto de Tampico, previa remodelación y ampliación del lugar, según lo hicieron saber este martes las autoridades citadinas en la sesión de cabildo número 76, la cual sirvió, entre otras cosas, para aprobar un nuevo endeudamiento que permita el pago de, por lo menos, la mayor parte de una cuenta pendiente por 32 millones de pesos.

Se trata de la cantidad que le está cobrando al ayuntamiento porteño la compañía contratista que se encargó de rehabilitar las citadas bodegas e incluso construir galeras adyacentes para que pudieran ser alojados todos los locatarios y no concesionarios por igual de los mercados Hidalgo y Juárez, derribados el verano pasado y actualmente en proceso de reconstrucción.

En un principio se había dicho, también a través de una sesión de cabildo, que la obra provisional costaría a lo mucho unos 8 millones de pesos, pero ahora resulta que salió más cara: ni más ni menos que al cuádruple porque «se salió del presupuesto», reconoció en entrevista este mismo martes el presidente municipal, Gustavo Torres Salinas, quien califica el precio a pagar como «gastos colaterales».

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas