Connect with us

Por Ramón Durón Ruiz

Cuenta la historia que “El rey Damocles, reinó con una espada colgando del techo de su trono, simplemente sujeta por el pelo de la cola de un caballo.

La moraleja es profunda, cada decisión, cada medida puede ser la última… por eso debemos vivir en presente y tomar la mejor decisión de las posibles en cada paso de nuestra vida.”1

Una de las más poderosas virtudes y mejores decisiones, que un hombre ‘bien nacido’ puede tomar es la de ser agradecido, en cada instante, en todo lugar, “Si se siente gratitud y no se expresa, es como envolver un regalo… y guárdalo”

La palabra gracias es metafísicamente poderosa, es la fuente de la armonía, la prosperidad, y de una regocijante paz interior, ser agradecido da valor a tu existencia, tiene la virtud de ensanchar tu visión positiva del presente y del futuro, enriqueciendo tus sentidos de pertenencia y del logro.

HOY deseo expresar desde el fondo de mi corazón, mi más cálida gratitud, para las prestigiadas Contadoras Públicas Certificadas Leticia Hervert Sáenz, Presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, y Angélica Gómez Castillo, Vicepresidenta de Relaciones y Difusión IMCP, quienes me distinguieron al hacerme el favor de invitarme a dictar la conferencia “No sólo de pan vive el hombre… los valores desde la perspectiva del Filósofo”

La conferencia se llevó a cabo en la Ciudad de Mérida, Yucatán, con motivo de la 92 Convención Nacional del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, en el que ante más de mil Contadores de toda la geografía nacional participamos: el Lic. Enrique Hernández Pulido, el Dr. Carlos Alberto Burgoa Toledo, el Lic. Mariano Carlos Rosales Ortiz, los C.P.C. Leobardo Brizuela Arce, Carlos Méndez Rodríguez, Manuel Saucedo, Luis González Ortega, Francisco Álvarez Romero, Alejandro González, Luis Florentino Elizondo López, Lic. Xiomara Morel, Dra. Ximena Puente de la Mora, Francisco Martín Moreno, el C.P.C. Juan Manuel Portal Martínez, Lic. Aristóteles Núñez Sánchez y un servidor.

En el marco del evento, merecido reconocimiento recibieron el C.P.C. Luis Navarro Roso, como “Maestro Distinguido del IMCP 2015”; el C.P.C. Francisco Macías Valdez Treviño, “premio al autor con mayor número de ediciones en Editorial IMCP”, y el Dr. Miguel Ángel Cervantes Penagos, premio al mejor artículo de la Revista Contaduría Pública edición 2015.

El IMCP es la máxima estructura de la Contaduría Publica organizada del país – bajo la Presidencia de la C.P.C. Leticia Hervert Sáenz, está llamado a construir decenas de historias de éxito.

La C.P.C. Leticia, es una profesionista forjada en la cultura del trabajo y del esfuerzo, que por su carisma, talento, calidez humana y calidad profesional, por mérito propio, es la primera mujer que en 92 años de existencia, preside el CEN del IMCP 2015-2016, que con 60 Colegios, es de los Organismos de profesionistas más sólidos del país. Le auguro y deseo a la C.P.C. Leticia Hervert una gestión plena de realizaciones y éxitos.

Entre los profesionales mexicanos, el IMCP destaca por ser ejemplo de organización, cuenta con un código de ética que obliga a los Contadores a profesionalizarse, especializarse y actualizarse, a través de su norma de educación profesional continua, en donde deben reunir por lo menos 70 horas de capacitación anual.

Por si esto fuese poco, trabajan para mantener un nivel de excelencia, en beneficio de la sociedad, evaluándose y certificándose, –Contador Público Certificado– poniendo a los Contadores a la vanguardia en actualización profesional en México, en beneficio de la sociedad.

HOY el Estado Mexicano vive una grave crisis de valores, a diferencia de quienes encuentran en la violencia el camino para manifestar sus diferencias, el IMCP trabaja en la capacitación, para que sus agremiados llenos de valores humanos, morales y académicos, trasciendan los entretelones del tiempo, sabiendo que los valores iluminan la inteligencia y le dan viabilidad al conjunto.

Los Contadores mexicanos son conscientes de sus valores centrales, que los ayudan a enfrentar los nuevos retos, a promover el cambio y resolver viejos y nuevos problemas.

Apropósito, “Un grupo de jóvenes estudiantes en contaduría, atraídos por la fama del viejo sabio norteño se acerca al Filósofo y le preguntan: — ¡Oye Filósofo! ¿Cuántos contadores se necesitan para cambiar un foco?

— Seis –responde el viejo campesino de allá mesmo.

— ¡Ah chinga, chinga! ¿Por qué seis? –preguntan intrigados.

— Uno pa’ que lo quite y agarre el foco nuevo, cuatro pa’ que uno a uno le den vuelta y lo instalen, y uno más pa’ que revise si está dentro del presupuesto, corrobore si el precio está en la normatividad y si la compra está autorizada”

1. http://www.anecdonet.com/damocles/

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión